Hombres, con mayor frecuencia a consumir el suicidio

La Delegación Estado de México Poniente del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través del área de Psiquiatría del Hospital General Regional (HGR) No. 220, recomienda poner más atención en las conductas e ideas suicidas que presentan hombres y mujeres a consecuencia de algún trastorno mental, ya que éstas pueden ser tratadas dentro de las Unidades Médicas Familiar si se trabaja con el problema del paciente de manera oportuna. 

Frases como %u201Cme quiero morir%u201D, %u201Cpara qué estoy aquí%u201D, %u201Csólo estorbo%u201D, %u201Cno sirvo para nada%u201D, son ejemplos de la baja autoestima y depresión, es aquí, cuando se debe acudir con el médico familiar, para que en primera instancia sea él quien valore y canalice al paciente con el psicólogo o psiquiatra; según sea el caso. 

Los trastornos mentales son afecciones o síndromes psíquicos y conductuales, causa de angustias y deterioro en importantes áreas del funcionamiento psíquico; afectando el equilibrio emocional, el rendimiento intelectual y la adaptación social, de ahí la importancia de ser tratados a tiempo, ya que este problema cada vez se presenta en edades más cortas, e incluso, niños y adolescentes llegan a tener reacciones impulsivas, problemas de comportamiento frente al entorno en donde se desenvuelven. 

El doctor Luis Sergio Ponce Guadarrama, Psiquiatra de la HGR No. 220, precisó que actualmente las personas tienen una vida más acelerada, hasta el punto de que no alcanzan a asimilar todo como antes, esto ha ocasionado que exista un mayor índice de intento de suicidio, de los cuales sus principales factores se deben a: problemas familiares, violencia en las escuelas, la pérdida de empleo en la edad adulta, entre otros.  

Tanto hombres como mujeres buscan esta salida falsa, sin embargo son las mujeres quienes más lo intentan por los motivos ya mencionados, además de los cambios hormonales que sufren en su organismo, sin embargo los hombres son los que con mayor frecuencia consuman el suicidio, lamentablemente quienes lo intentan quedan con secuelas permanentes por ingerir algunas substancias o con lesiones por los utensilios y artefactos que utilizaron, mencionó. 

Cabe señalar que existen enfermedades como el hipotiroidismo cuyos síntomas son: cansancio excesivo, falta de energía, estreñimiento, caída del cabello, piel seca, pérdida de visión, aumento considerable de peso, regla irregular en el caso de las mujeres, la cual puede confundirse con la depresión u otros trastornos mentales, sin embargo, esto se debe a una causa orgánica que altera el metabolismo. 

Al respecto, el especialista comentó que cada trastorno mental tiene cualidades que lo identifican y en lo general son tratables, para ello en esta Delegación, se cuenta con programas especializados que dan seguimiento a las personas afectadas, a fin de promover el bienestar social entre los pacientes y sus familias. 

Es importante mencionar que las personas que sufren de depresión no suelen ser las más propensas en quitarse la vida, sino que los factores de riesgo también dependen en muchos de los casos por preceptos circunstanciales, es decir, cuando una persona enfrenta algún problema que considera imposible resolver como es el caso de alguien que de pronto se va a la quiebra, que lo despiden o le notifican una enfermedad grave, en muchas ocasiones eligen suicidarse. 

Por esta razón la Delegación Estado de México Poniente del IMSS, consciente de que más allá  de evitar la aparición de las enfermedades mentales, se busca prevenirlas a través de sus programas implementados para este fin, así mismo hace un llamado a las personas que presentan alguno de estos síntomas acudan cuanto antes a recibir atención médica profesional. 
 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Síndrome de Burnout y agotamiento emocional impactan salud de médicos y enfermeras tras pandemia

LaSalud.mx.- Es preciso atender salud mental de trabajadores del sector salud, quienes a diez meses …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *