04/05/2018 Depresión, distimia, tristeza, soledad. La distimia es un tipo de depresión crónica, de al menos dos años de duración, a menudo acompañada de episodios sobreañadidos de depresión mayor. Los pacientes con distimia parecen formar un grupo heterogéneo. Según la edad, difieren sus características. ESPAÑA EUROPA MADRID SALUD GETTY IMAGES / SHARON DOMINICK

Urgen mayor inversión y acceso en la atención a la salud mental

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 450 millones de personas en el mundo sufren de un trastorno mental o de la conducta; en México, un 18% de la población urbana en edad productiva (15 – 64 años) sufre algún trastorno del estado de ánimo, como depresión, ansiedad, demencia o fobia, motivo por el cual es urgente un aumento en la inversión en salud mental.

En el marco del Lundbeck Mental Health Press Day 2023, especialistas expusieron la necesidad de incrementar la inversión en atención a la salud mental, así como el acceso a medicamentos innovadores que no sólo brinden calidad de vida las personas que viven con alguna condición mental, sino una reinserción social sin estigmas.

De acuerdo con un estudio realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad A.C, entre 2013 y 2021, México asignó, en promedio, solo 2.1% del presupuesto de la Secretaría de Salud para atender la salud mental, lo que pone de manifiesto la brecha existente entre las necesidades de atención de los trastornos mentales y los recursos disponibles.

Durante el acto inaugural de este seminario dirigido a medios de comunicación, Sara Montero López, Directora General de Lundbeck México, Centroamérica y Países Andinos, afirmó que “no obstante que la salud mental es una necesidad básica del ser humano, el estigma hacia las enfermedades mentales, así como la falta de recursos, infraestructura hospitalaria, atención médica especializada y acceso al tratamiento adecuado, obstaculizan la integración de las personas a la sociedad”.

La salud mental es un fenómeno complejo determinado por múltiples factores sociales, ambientales, biológicos y psicológicos, e incluye padecimientos como la depresión, la ansiedad, la epilepsia, las demencias, la esquizofrenia, algunos de los cuales se han incrementado en los últimos tiempos.

Sara Montero agregó que “en Lundbeck estamos comprometidos a gestionar los desafíos sociales y contribuir a siete de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Nuestra estrategia tiene como objetivo asegurar que mitigamos nuestros riesgos de sustentabilidad más significativos y los impactos adversos relacionados con estos desafíos. Buscamos eliminar la desigualdad y as barreras en el acceso, además de eliminar el estigma que existe alrededor de las enfermedades mentales”.

La biogénesis de la depresión

En su participación, el Dr. Aldo Suárez, Médico Psiquiatra y Socio Fundador de Avalon, Vinculación en Salud Mental, explicó que la depresión “es un trastorno del estado de ánimo frecuente, que se caracteriza por la presencia de tristeza, pérdida de interés o placer, sentimientos de culpa o falta de autoestima, trastornos del sueño o del apetito, sensación de cansancio y falta de concentración”.

Agregó que “no existe una causa única que genere el estado de depresión, sino que existen factores predisponentes, precipitantes y mantenedores tanto a nivel biológico como psicológico y social, por lo tanto, se dice que suele ser multifactorial. Cuando se habla de la influencia de factores biológicos en la depresión se tienen en cuenta diferentes alteraciones a nivel genético, estructural u hormonal que pueden estar interviniendo”.

De acuerdo con el Dr. Aldo Suárez, se puede decir que existe una vulnerabilidad biológica o genética a padecer la depresión cuando a nivel familiar han existido varios casos de depresión, por lo que parece existir una relación entre depresión y herencia. Sin embargo, a menos que las condiciones ambientales también la favorezcan, las posibilidades de padecerla serían bajas, es decir, que no necesariamente tiene que aparecer.

“Pueden existir disfunciones en la neurotransmisión cerebral. Problemas en la recepción del neurotransmisor o alteraciones en los transportadores de serotonina y dopamina son hipótesis muy asentadas, aunque en los últimos años se está investigando la validez de estas”.

En México, 3.6 millones de personas adultas padecen depresión; de ellas, uno por ciento son casos severos. Asimismo, ocupa el primer lugar de discapacidad para las mujeres y el noveno para los hombres. La depresión tiene una alta coocurrencia con otros trastornos como la ansiedad y el consumo de sustancias, con importantes costos económicos y sociales.

Te puede interesar…

Esquizofrenia, la otra realidad

Durante su participación en este seminario, la Dra. Marisa Morales, Médico Psiquiatra y Vicepresidenta de la Asociación Psiquiátrica Mexicana del Noroeste, explicó que “la esquizofrenia es un trastorno mental grave caracterizado por una distorsión del pensamiento, percepciones y emociones, así como del lenguaje, la conciencia propia y la conducta. Algunas de las experiencias más frecuentes son las alucinaciones (oír voces o ver cosas inexistentes) y los delirios (creencias erróneas y persistentes)”.

En general, la esquizofrenia se asocia a una discapacidad considerable y puede afectar al desempeño educativo y laboral. En México, se calcula que más de 1 millón de personas viven con esquizofrenia.

La especialista comentó que “existen diferentes tipos de esquizofrenia, los cuales son definidos a partir de los síntomas que presentan: Esquizofrenia paranoica en donde la persona se siente extremadamente sospechosa, perseguida, o con sentimientos de grandiosidad, o siente una combinación de estas emociones; Esquizofrenia desorganizada, en la cual la persona es frecuentemente incoherente en el hablar y en el pensar, pero puede que no tenga alucinaciones”.

“Esquizofrenia catatónica, en donde la persona está alienada, silenciosa, negativa y frecuentemente asume posiciones del cuerpo extrañas. Esquizofrenia residual en donde la persona ya no experimenta alucinaciones, pero no siente motivación ni interés por la vida; y el Trastorno esquizoafectivo a través del cual la persona tiene ambos síntomas de la esquizofrenia y de trastorno mayor de ánimo tal como la depresión”.

En general, “la esquizofrenia se asocia a una discapacidad considerable y puede afectar al desempeño educativo y laboral. Las personas que padecen esquizofrenia tienen una probabilidad de 2 a 3 veces mayor de morir prematuramente que la población general, a menudo por causa de enfermedades físicas tales como enfermedades cardiovasculares, metabólicas o infecciosas,” concluyó la especialista.

Compromiso de Lundbeck con la salud mental

En la clausura del seminario, Sara Montero comentó que en Lundbeck estamos incansablemente dedicados a restaurar la salud mental para que cada persona pueda ser la mejor versión de sí misma. Nuestra sólida herencia y extensa experiencia en neurociencia nos permiten brindar opciones terapéuticas innovadoras a las personas que viven con depresión y otras afecciones mentales. Trabajamos para mejorar el tratamiento, ampliar la aceptación social de las enfermedades mentales, y brindar soporte tanto a pacientes como a sus familiares y cuidadores”.

Para saber más…

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Ansiedad puede evolucionar y convertirse en trastorno de salud mental

La ansiedad es una respuesta común del organismo ante situaciones de preocupación, miedo o presión; …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *