Mal de Parkinson, Alzheimer y Autismo lo pueden provocar las amalgamas

México, D. F., 13 de noviembre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- Recientes estudios han realizados en Suecia y Canadá, han demostrado que las personas que han sido atendidas y que tienen amalgama en la boca, presenta mercurio en el hígado, riñones corazón y cerebro. 

Waldo Cerón, odontólogo de profesión, comentó que “la neurona está cubierta por millones de tubitos que e llaman Dendritas, y que contienen la información que viene del cerebro, sin embargo la neurona es atacada por el mercurio, la mielina se retira y se destruyen las dendritas”.

Se comprobó que además de la degeneración de neuronas, el mercurio es un factor predisponente del mal humor, agotamiento, Parkinson, Alzheimer e incluso el autismo.

El dentista informó que se ha comprobado que el 73 por ciento de los niños autistas provienen de padres que tienen amalgamas en la boca o también porque comían mucho atún”.

Las amalgamas se continúan utilizando en nuestro país y se comenzaron a utilizar desde 1823, sin embargo los médicos especialistas ahora recomiendan resina o porcelana. Por lo pronto en Países como Noruega, Suecia, Suiza, Japón y Rusia, el uso del mercurio ya está prohibido.

Waldo Cerón, informó que no se recomienda que se use amalgama en ninguna persona pero mucho menor en menores de edad. El  mercurio es volátil a los 21 grados centígrados y la temperatura en el cuerpo es de 37 grados, esto significa que fácilmente se evapora en los tejidos y recorre el torrente sanguíneo. 

Finalmente, los especialistas continúan los estudios para determinar con mayor precisión las relaciones entre el mercurio y las enfermedades ya mencionadas.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Síndrome de Burnout y agotamiento emocional impactan salud de médicos y enfermeras tras pandemia

LaSalud.mx.- Es preciso atender salud mental de trabajadores del sector salud, quienes a diez meses …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *