Padecen epilepsia màs de un millòn de niños mexicanos menores de 15 años

La epilepsia es una afección del sistema nervioso caracterizada por crisis convulsivas que se presentan en forma crónica y recurrente por diversas causas. En México la padecen al menos un millón y medio de personas, de las cuales 75 por ciento la presentan antes de cumplir 15 años de edad.

La causa conocida más frecuente es la falta de oxígeno en el cerebro durante el embarazo o el parto (hipoxia perinatal), aunque en la mitad de los casos no se llega a descubrir la causa. La epilepsia es una descarga neuronal excesiva y repentina a nivel de la corteza cerebral.

El doctor Jaime Ruiz Chávez, neurólogo pediatra y jefe del Servicio de Neurología Pediátrica del Hospital General Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), afirmó que algunos síntomas característicos del padecimiento son pérdida de conocimiento acompañada por un desplome del cuerpo, contractura de músculos de la cara, brazos y piernas, seguida por movimientos corporales (sacudidas).

La epilepsia, dijo el especialista, puede ser parcial y afectar sólo una parte del cuerpo, o generalizada si se manifiesta en todo el organismo.

El neurólogo Ruiz Chávez informó que las crisis epilépticas son el motivo de atención neurológica pediátrica que se atiende con mayor frecuencia en el Servicio de Neurología Pediátrica del CMN La Raza, ya que de siete mil consultas que se otorgan cada año, cuatro mil 300 son por epilepsia.

El doctor Ruiz Chávez indicó que el diagnóstico oportuno y el tratamiento eficaz ayudan a proporcionar mejor calidad de vida a los pacientes y que las crisis sean menos frecuentes y severas.

Un niño con tratamiento puede dejar de utilizar los fármacos, si durante cinco años no presenta un ataque epiléptico y los resultados del electroencefalograma (análisis del comportamiento cerebral) no presentan alteraciones.

Para prevenir la epilepsia es importante la supervisión médica durante el embarazo, evitar accidentes y traumatismos craneoencefálicos.

Añadió que los niños epilépticos, en especial los adolescentes, en su mayoría son retraídos y su condición afecta el desarrollo social, debido a las crisis que sufre en público.

Por ello, apuntó finalmente, el Servicio de Neurología Pediátrica cuenta con una escuela para padres de pacientes epilépticos, donde les enseñan a convivir con la enfermedad, les informan de la importancia que tienen los medicamentos, así como el manejo oportuno e integral para la mejora del derechohabiente.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *