El trastorno depresivo es el segundo más frecuente en niños.


  • Se puede presentar por violencia física o maltrato psicológico

 

Los niños que manifiestan profunda irritabilidad o enojo con una duración de por lo menos 15 días, además de desánimo, falta de capacidad para disfrutar de los juegos, de socialización y tristeza, pueden padecer depresión.

 

La depresión ocupa el segundo lugar después de la ansiedad de los trastornos con más frecuencia en infantes y se presenta más en las niñas, informó Daniel Díaz Domínguez, Médico adscrito a la Coordinación de Enseñanza e Investigación de los Servicios de Atención Psiquiátrica.

 

Este trastorno es más común en niñas debido a que es más permitido expresar las emociones y también se asocia con un componente hormonal por lo que se enfatiza cuando entran a la adolescencia con la presencia de la menstruación.

 

El especialista destacó que una de las causas es el componente genético porque si el papá o mamá padece depresión, los niños tienen mayor predisposición.

 

Por otro lado también se puede presentar por violencia física o maltrato psicológico, lo que genera tristeza y disparan el cuadro depresivo.

 

 

 

Daniel Díaz dijo que es necesario poner atención en los signos de un cuadro depresivo ya que se puede confundir con tristeza normal a causa de una pelea con amigos o problemas con la novia o novio, sin embargo, si los malestares persisten al menos 15 días es necesario acudir con el médico.

 

Agregó que la depresión también se puede presentar desde antes de los dos años de edad por la separación de los padres, en este caso los niños están muy irritables y las mamás tienen dificultad para calmarlos, no responden su canto o tono de voz, bajan de peso, dejan de comer y rechazan el pecho, entre otros.

 

No obstante, este trastorno es más común a partir a los seis años de edad y aumenta cuando inicia la adolescencia, es con mayor énfasis en las mujeres.

 

La depresión genera cambios cerebrales, quienes la padecen no se desarrollan igual que el resto de los ya que repercute en el área intelectual, es decir, hay menor rendimiento cognitivo, en el área emocional y física, y en ocasiones menor crecimiento físico, enfatizó.

 

Si una persona tuvo algún cuadro depresivo en la infancia, es muy probable que en su etapa adulta le vuelva a suceder, sin embargo esta predisposición disminuye si el tratamiento que llevó fue el adecuado.

 

Finalmente el especialista comentó el tratamiento de los cuadros depresivos graves en niños donde hay ideas de suicidio, se basa en medicamentos farmacológicos por lo menos durante seis meses, y psicoterapias en las que participa la familia.

 

Recomendó estar al pendiente de las conductas de los niños, en cuanto a su manera de jugar, socializar y de estar en casa, si se identifica algún cambio anormal, acudir con el profesional de la salud  oportunamente para evitar un cuadro depresivo.

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

No te pierdas #SaludMental: la campaña de TikTok para crear conciencia y cuidado para nuestro bienestar mental y emocional

Desde nuevas recetas de pasta hasta recomendaciones de libros, TikTok es el lugar al que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *