Indispensable una buena nutrición para el desarrollo mental de los niños

México D.F., 16 de noviembre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- Para lograr el óptimo desarrollo mental de los niños es indispensable que éstos lleven una nutrición adecuada y balanceada, y una estimulación psicomotriz, aspectos que deben ser supervisados por el pediatra.

Desafortunadamente, en las grandes ciudades el acelerado ritmo de vida impide que los infantes desayunen alimentos que les proporcionen los nutrientes necesario que les ayuden a tener un mejor rendimiento escolar, a que logren una buena concentración y así aprendan más durante todo el día.

El máximo potencial para un adecuado desarrollo mental se encuentra entre el nacimiento y los 10 primeros años de vida y está comprobado que el desayuno es fundamental para que los niños alcancen este desarrollo.  El tomar sólo un vaso de leche por la mañana no les proporciona a los infantes la suficiente cantidad de hierro, vitaminas E y C, ácidos grasos esenciales y minerales que su organismo necesita, por lo que si no hay tiempo para alimentarse adecuadamente a esta hora del día, se puede tomar un suplemento que contenga todos los nutrientes requeridos que fortalezcan el sistema de defensas de los pequeños, siempre bajo la supervisión de un pediatra.

“De los tres alimentos del día, el desayuno es vital, ya que éste les brinda energía a los niños para concentrarse y realizar cualquier actividad física”, comentó el Dr. Eduardo Álvarez, Director Médico Regional de Mead Jonson para Latinoamérica.

“Cal-C-Tose, único con fórmula Inteli-Max, ofrece productos como el chocolate en polvo, leche en polvo y 2 en 1 (leche más chocolate) que fortifican su desayuno con nutrientes específicos que ayudan a cubrir las demandas nutricionales, cuando éstas no pueden ser cubiertas de manera rutinaria, ya que aportan el 100% de los nutrientes esenciales para favorecer un mejor desarrollo mental”, aseguró el Dr. Jorge Higuera, Gerente Médico de Mead Johnson para Latinoamérica.

El niño que no desayuna se muestra apático, decaído, irritado y de mal humor, tiene reflejos pobres, dificultad para concentrarse, y en consecuencia, un bajo rendimiento escolar, ya que se presenta una disminución en la locomoción, expresión, memoria, creatividad y resolución de problemas, por eso es indispensable que los padres estén al pendiente de que sus hijos consuman el 100% de los nutrientes esenciales recomendados diariamente para el desarrollo mental; y calcio para desarrollar huesos y dientes fuertes, así como el que realicen actividad física.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *