Depresión y epilepsia afecta a un millón de mexicanos

El Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía “Dr. Manuel Velasco Suárez” organizó un ciclo de conferencias sobre “La Diversidad de las Neurociencias”

La depresión es un problema de salud pública que se ubica en el cuarto lugar como causa de discapacidad y afecta a un millón de personas en México, en 5% de los cuales es en forma severa y no responden a ninguno de los fármacos existentes. Para ellos hay una novedosa técnica quirúrgica llamada estimulación cerebral profunda que tiene 66% de eficacia, permitiendo al paciente mejorar su calidad de vida. 

En conferencia de prensa como parte de las actividades del fin del año académico del Instituto Nacional de Neurología y Neurocirugía (INNN) “Dr. Manuel Velasco Suárez”, de la Secretaría de Salud, Joseph Samir Neimat, investigador del Departamento de Cirugía Neurológica de la Universidad de Vanderbilt, Nashville, Estados Unidos, resaltó la importancia de esta nueva alternativa para el tratamiento de la depresión, debido a que 15% de los enfermos tiene ideas suicidas y en muchos de ellos se concreta. 

Además, 12% de las mujeres y 8% de los hombres sufre un cuadro de depresión mayor en algún momento de su vida. Sólo en el INNN es la segunda causa de demanda de atención, con alrededor de 800 pacientes nuevos anuales, de los cuales sólo se atiende la mitad. De seguir así, a nivel mundial en el 2020 se ubicará en el segundo lugar como causa de discapacidad. 

Al respecto, Ricardo Colín, Director de Enseñanza del INNN explicó que la depresión es una enfermedad caracterizada por la presencia de ideas de minusvalía o sentimientos de tristeza, persistentes y continuos, inseguridad marcada y falta de reactividad a estímulos saludables. Cualquier persona puede sufrirla, pero aumenta en quienes tienen familiares depresivos y, sobre todo, cuando se someten a estrés o tensión intensos. 

El investigador del Departamento de Cirugía Neurológica de la Universidad de Vanderbilt, Nashville, explicó que la cirugía para el control de la depresión está en su fase inicial, con resultados positivos. Empezó hace cinco años en Canadá y en la actualidad se practica también en Estados Unidos, Europa y México.

Detalló que los candidatos a dicho tratamiento son los pacientes que no responden a fármacos, tienen de 10 a 30 años con la enfermedad y de entre 30 y 60 años de edad. No obstante, en Estados Unidos implica un costo de miles de dólares por el equipo que se requiere, pues sólo uno de ellos llamado estimulador, tiene un costo de 14 mil dólares. 

Mencionó que es una tecnología muy bien estudiada que se aplica en la Enfermedad de Parkinson, por ejemplo, tanto en México como en otras partes del mundo, “la diferencia es que se practica en el Giro del Síngulo, una área particular que se localiza en la parte frontal del cerebro considerada la mejor para intervenir a pacientes con depresión refractaria a tratamiento”. 

Finalmente, comentó que no se ha realizado en niños y que en la actualidad hay varios grupos de investigación que trabajan para mejorar su efectividad. 

Durante la conferencia de prensa, Frank Gilliam, Profesor de Neurología de la Universidad de Columbia y Jefe del Centro de Epilepsia en Nueva York, Estados Unidos, habló de los hallazgos para el tratamiento de esta enfermedad, resaltando que en la actualidad la cirugía es una de las alternativas para atender sobre todo a los enfermos que no responden a ningún medicamento y se busca la manera de mejorar las técnicas para reducir las secuelas. 

Señaló que el avance en las técnicas de imagen y electrofisiología dan más herramientas para comprender el funcionamiento de la región que origina las crisis epilépticas, lo cual permite diseñar técnicas para atender no sólo la enfermedad sino lo que genera, como las alteraciones de memoria y de ánimo, que afectan a uno de cada tres pacientes y pueden empeorar su calidad de vida, independientemente del número de crisis que padezcan.  

Por su parte, Mario López Gómez, adscrito al Servicio de Neurología del INNN, comentó que la epilepsia es la segunda causa de consulta en ese instituto. Se recibe pacientes en los que la epilepsia se debe a una lesión cerebral o tienen otras alteraciones que disminuyen su calidad de vida, independientemente del número de crisis y cada año se realizan entre 50 y 85 cirugías para curar o controlar esta enfermedad

Finalmente, Héctor Gómez Acevedo, adscrito a la Subdirección de Neurocirugía del INNN, afirmó que también aquí se atienden pacientes con depresión refractaria, es decir, que requieren medicamentos combinados o acompañados por una técnica especial de estimulación.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La migraña es una enfermedad neurológica que va más allá de un dolor de cabeza

La empresa cumple más de 30 años de haber consolidado una de las áreas terapéuticas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *