¿Como sé si padeceré alzheimer?

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa del cerebro, de larga evolución que se relaciona directamente con la edad, pues en su mayoría suele presentar los primeros síntomas entre los 50 y 60 años de edad. Sin embargo, como lo señala el doctor Gerardo Andrés Roche, especialista en psicogeriatría: %u201Cel envejecimiento es un proceso continuo  al que los jóvenes deben prepararse%u201D, ya que hay casos en que  se el padecimiento puede comenzar a edades tempranas, esto es entre los 30 y 40 años.

  El aumento en la esperanza de vida, que en nuestro país pasó de los 74.1 años en el 2000 a los 75.2 en 2004, apoyado por las campañas de salud y los avances médicos, representará a la larga un aumento en la incidencia de los problemas demenciales en adultos mayores, especialmente en lo que se refiere a Alzheimer. Se estima que para el 2020 habrá 20 millones de adultos mayores.

  Esta enfermedad no se presenta en forma espontánea, sino que  evoluciona a través del tiempo, a lo largo de lo cual el paciente comienza a tener olvidos. Factores genéticos, aunados al estilo de vida,  la salud, la actividad física nula, la dieta y el estrés, confluyen para el desarrollo de  una demencia.

   La enfermedad usualmente aparece primero como mala memoria, olvidos que quizá no se toman en cuenta, dificultad en el lenguaje o cambios en el comportamiento emocional o de la personalidad. Estos cambios que pueden parecer imperceptibles o normales para la edad pueden ser los primeros indicios de una enfermedad más seria, de ahí la importancia de los familiares de estar al pendiente de estos cambios y su evolución.

  Por ello es recomendable monitorear las señales. Del tal forma que a continuación le mostramos este cuestionario que le ayudará a orientarlo en la detección de los olvidos frecuentes o cambios en los patrones de conducta. De ninguna manera sustituye la consulta con  el especialista, ya que solo él le dirá si es susceptible de padecer la enfermedad de Alzheimer.  

Cuestionario de Orientación en Síntomas  

Cambio de conducta en el lenguaje

SI     NO

¿Olvida con frecuencia algunas palabras durante una conversación?

SI    NO

Malinterpreta con frecuencia lo que se le dice?

SI    NO

Con frecuencia se le dificulta llevar el hilo de una conversación?

SI    NO

¿Con frecuencia confunde una oración?

SI    NO

¿Se le dificulta llevar a cabo operaciones sencillas como seguir el saldo de su chequera?

SI    NO

Cambio de conducta en el trato social

SI    NO

¿Se ha vuelto hosco, retraído?

SI    NO

Su irritabilidad es frecuente?

SI    NO

¿En ocasiones se comporta inadecuadamente?

SI    NO

¿Insiste en que se le contradice?

SI    NO

Cambio de conducta en el aseo y en el vestir

SI    NO

¿Rehúsa bañarse o lavarse los dientes?

SI    NO

¿se le dificulta abrocharse los botones o las agujetas de los zapatos?

SI    NO

¿Confunde una prenda con otra?

SI    NO

Cambios en su sentido de la orientación (confusión en tiempo espacio)

SI    NO

¿No ubica lugares comunes en casa, como el baño, la cocina, etc.?

SI    NO

¿No relaciona rostros con nombres?

SI    NO

¿Siente confusión respecto al sitio donde se encuentra?

SI    NO 

 

Recuerde que la Enfermedad de Alzheimer no duele, se va presentando poco a poco y sus primeros síntomas pueden parecer propios de la edad adulta.
 
Tome en cuenta que a la fecha no se cuenta con un medicamentos que curen la enfermedad. Como muchos otros padecimientos crónico degenerativos, sólo se controla, sin embargo, cuando un paciente es diagnosticado a tiempo, las expectativas de llevar una vida casi normal son muy elevadas, pues los nuevos adelantos médicos permiten controlar los síntomas e inhibir el avance de la enfermedad, como es el caso de la memantina de Merz, que es el único fármaco autorizado en cualquier etapa de la enfermedad, que ha demostrado gran eficacia al retrasar la progresión del padecimiento en las etapas temprana, media y avanzada.
 
Si bien es la alternativa para el paciente, también lo es para el cuidador, pues en la medida que el afectado puede seguir siendo autosuficiente, aquel puede tener mayor libertad y principalmente, tranquilidad. 
 
Esto no significa que el tratamiento lo sea todo, actividades como mantener al paciente activo, tanto con ejercicio físico como mental, así como con actitudes de cariño entre la familia son de suma importancia para hacer sentir bien al paciente

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

No te pierdas #SaludMental: la campaña de TikTok para crear conciencia y cuidado para nuestro bienestar mental y emocional

Desde nuevas recetas de pasta hasta recomendaciones de libros, TikTok es el lugar al que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *