Antioxidantes de algunos alimentos previenen el cáncer

El IMSS aplica tratamiento contra la hipertensión, colesterol malo y enfermedades degenerativas.
 
Los cánceres de mama, cerviz, pulmón y estómago se pueden prevenir hasta en un 40 por ciento mediante alimentos funcionales, que tienen componentes biológicamente activos y podemos integrar como parte de la dieta diaria, como la col, naranja, zanahoria, arándanos y jitomates, afirman especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
El doctor Alfonso Fajardo Rodríguez, Jefe de la División de Calidad del Hospital de Oncología de la Unidad de Alta Especialidad del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, resaltó que en México las enfermedades oncológicas como los tumores malignos de mama y garganta, son la segunda causa de muerte en la población general después de los padecimientos cardiovasculares.
 
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer es el  responsable del 12 por ciento de todas las muertes en el mundo y los 10 millones de casos detectados anualmente son previsibles mediante el cuidado de la salud, la actividad física y la supervisión médica.
 
Actualmente el Seguro Social, a través del área de Medicina Familiar, en su programa PREVENIMSS, da asesoría higiénico-nutricional en la que, dependiendo del estado de salud y referencias familiares, recomienda grupos de alimentos en específico, por ejemplo, a los hipertensos se les sugiere una dieta baja en sodio y consumir muchas verduras, principalmente, brócoli, apio, lechuga y pepino.
 
Los productos antioxidantes existentes en determinados alimentos, protegen frente a los radicales libres (átomos destructores de células) causantes de los procesos de envejecimiento y de algunas enfermedades como cáncer, parkinson, lupus y leucemia.
 
El doctor Fajardo Rodríguez aseguró que los antioxidantes contenidos en uvas, cerezas y verduras, con vitamina A, son los que neutralizan a los radicales libres, causantes de la degeneración y muerte de células en cualquier tipo de cáncer.
 
Los especialistas del IMSS señalaron que existe un antioxidante llamado “licopeno” (pigmento contenido en frutas y vegetales), que se encuentra en tomate sandía, guayaba, papaya, naranja, champiñones y otros alimentos. El 85 por ciento del licopeno que ingerimos procede del jitomate.
 
Por su parte la doctora Guadalupe Elsa Pizano Romo, Jefa del Departamento de Nutrición y Dietética del Hospital General de Zona con Unidad de Medicina Familiar No. 26 del IMSS, explicó que las estadísticas actuales, originadas en el programa “Vamos por un Millón de Kilos”, indican que existe un alto índice de sobrepeso por consumir alimentos grasos y esto trae consigo trastornos crónico-degenerativos como hipertensión y diabetes mellitus.
 
Destacó que la alimentación es la base del buen funcionamiento del organismo y, por lo tanto de la salud, por lo que tomar conciencia de lo que ingerimos, para qué lo consumimos, cuál es su utilidad y los riesgos, puede evitar muchas visitas al médico.
 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *