El Seguro Social brinda psicoterapia y medicación con fármacos que no generan adicción.

Perder el control de las emociones y manifestar conductas como jalarse el cabello, comerse las uñas o padecer tics son algunos de los síntomas de la neurosis, trastorno metal que, se calcula, afecta a cerca de 15 millones de personas en el país, indican especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).
 
Sobre este tema, el doctor Enrique Camarena Robles, jefe del Departamento Clínico del Hospital Psiquiátrico “Héctor Tovar Acosta” del Instituto, refirió que si bien todo individuo está expuesto a experimentar episodios como los mencionados ante situaciones de estrés, el paciente con neurosis los presenta de manera recurrente y exacerbada.
 
Las personas con este problema de salud no son capaces de manejar la situación que los agobia y permanecen en shock ante un escenario que puede resultar normal para otras personas, mismas que, ante crisis emocionales por un evento, no pierden la noción para analizarlo y buscar soluciones.
 
Para determinar si se trata de neurosis, los médicos de los servicios de psiquiatría del IMSS realizan una historia clínica para analizar la problemática y diagnosticar si es de carácter patológico. Además, para descartar enfermedades neurológicas, se llevan a cabo pruebas de gabinete, que consisten en estudios de tomografía y resonancia magnética.
 
De confirmarse el diagnóstico, el derechohabiente inicia un tratamiento de psicoterapia para ayudarlo a manejar la angustia y entender la naturaleza del problema y sentirse más seguro.
 
Por otra parte, los médicos recetan medicamentos especializados, conocidos como psicofármacos, principalmente tranquilizantes de última generación, que no producen efecto sedante o de adicción, y que son eficaces para disminuir la ansiedad y angustia.
 
El doctor Camarena Robles comentó que en otros casos el paciente sigue un tratamiento a base de antidepresivos, que también tienen un efecto tranquilizador. Destacó que con este seguimiento médico el individuo llega a controlar su enfermedad.
 
Comentó que la neurosis implica una gran variedad de manifestaciones; por ejemplo, en el Trastorno Obsesivo Convulsivo (TOC) el paciente presagia que algo le va a suceder, que sufrirá un accidente, que sucederá una catástrofe, aunque no haya una situación real que haga suponer esto.
 
Otra expresión es la hipocondría, en la que la persona siente que cualquier síntoma es el inicio de una enfermedad grave. Si le duele la cabeza, asegura que tienen un tumor; si presenta molestias estomacales, teme que se trate de cáncer.
 
El miedo a establecer relaciones personales, expresarse en público y evitar a toda costa salir del hogar, se conocen como fobia social y también es un tipo de neurosis.
 
La persona con esta afectación, abundó, se paraliza y busca posicionarse en contextos que le representen seguridad, no encuentra cómo hacer frente a situaciones que supone peligrosas, aunque éstas sólo estén en su mente.
 
El doctor Camarena comentó que los trastornos mentales tienen diversos grados; por ello, para llegar a un diagnóstico es necesario realizar los estudios indicados. Agregó que si la persona padece situaciones de ansiedad extrema, es conveniente que se acerque a los servicios especializados en psiquiatría del IMSS, para analizar su caso.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *