El uso del celular podría prevenir la enfermedad de Alzheimer

La exposición a largo plazo a las ondas electromagnéticas que emiten los celulares podría proteger a las personas del mal de Alzheimer e, incluso, podría llegar a revertir algunos de los síntomas, según un grupo de investigadores de Estados Unidos.
 
La clave del efecto del celular estaría en las ondas y en el campo electromagnético que genera, que podrían eliminar los depósitos de las proteínas beta-amiloide. Estas moléculas forman cúmulos anormales en el cerebro de las personas que sufren de la enfermedad de Alzheimer, una patología cuyos principales síntomas incluyen la perdida de la memoria, los cambios en la conducta y las alteraciones cognitivas. Todavía no se cuenta con una cura, pero sí con tratamientos que apuntan a aliviar los síntomas y disminuir la progresión de la enfermedad.

ONDAS ELECTROMAGNÉTICAS vs EL MAL ALZHEIMER

Los investigadores de la Universidad de Florida del Sur trabajaron con ratones genéticamente alterados para que desarrollen placas de proteína beta-amiloide y problemas de memoria del estilo de los que se observan en el mal de Alzheimer. También usaron animales sanos para comparar los resultados obtenidos con uno y otro grupo.

Durante nueve meses, los ratones estuvieron expuestos durante una hora por día a un campo electromagnético exactamente igual al que generan las antenas de los celulares.

Nos sorprendió que la exposición al celular, al comenzar en la adultez temprana, protegiera la memoria de ratones que de otra manera estaban destinados a desarrollar los síntomas del Alzheimer. Fue aún más sorprendente que las ondas electromagnéticas generadas por estos teléfonos realmente aliviaran los problemas de memoria en los ratones viejos con Alzheimer, dijo Gary Arendash, el autor principal.

Arendash detalló que si la exposición a las ondas comenzaba cuando los animales eran adultos jóvenes, entonces los tests destinados a medir la memoria y las habilidades cerebrales daban los mismos resultados en los ratones sanos y en los que tenían la alteración genética destinada a que desarrollen los síntomas del Alzheimer. Cuando las ondas electromagnéticas de los celulares se aplicaban a ratones que ya mostraban síntomas de este mal, entonces los problemas de memoria se volvían más leves.

Como todos estos efectos tomaron meses en aparecer, los investigadores especularon con que estos beneficios tardarían años en desarrollarse en los seres humanos. También afirmaron que sus descubrimientos podrían abrir paso a formas efectivas, no invasivas y no farmacológicas para prevenir y tratar el Alzheimer.

Ahora están investigando si distintas frecuencias e intensidades de onda electromagnética tendrían efectos diferentes sobre las habilidades cognitivas que se deterioran en esta enfermedad.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El Tecnológico de Monterrey celebra la Semana de la Dignidad Humana

El Tecnológico de Monterrey conmemora la Semana de la Dignidad Humana: El Diálogo al Centro …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *