La cirugía estereotáctica extiende sus beneficios en casos de ortopedia y diversos órganos.


  • Centro Médico Nacional Siglo XXI, pionero en Latinoamérica en utilizar y desarrollar esta técnica

El Instituto Mexicano del Seguro Social ha beneficiado a cinco mil pacientes aplicando la cirugía estereotáctica, explicó el doctor Ramiro Antonio Pérez de la Torre, médico adscrito al servicio de Neurocirugía del Hospital de Especialidades del CMN Siglo XXI.

 

Principalmente, es una técnica tridimensional de neurocirugía, que consiste en tomar algunas radiografías (u otro tipo de imágenes), basado en las cuales se identifica y se mapea una estructura (núcleo) dentro del cerebro.

 

Se trata, explicó, de un instrumento valioso para la identificación de diversos tipos de lesiones, cuya aplicación se ha extendido ahora a cirugías de mama, columna vertebral, ortopedia, otorrinolaringología, de próstata o a cualquier órgano del cuerpo que pueda ser localizable con algún método de imagen.

 

Para brindar un diagnóstico rápido y oportuno con los mínimos daños, neurocirujanos del Instituto aplican este procedimiento para atender casos donde se presentan tumores profundos, pacientes con cisticercosis o con el mal del Parkinson, de manera segura y confiable.

 

El Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI es uno de los primeros complejos en Latinoamérica que utiliza y desarrolla esta técnica, y en México es la única unidad de referencia.

 

El neurocirujano del Instituto Mexicano del Seguro Social informó que para aplicar esta técnica, el abordaje puede hacerse de dos formas: con y sin marco navegador (coronilla metálica para planear la toma precisa de imágenes).

 

La primera, abundó, utiliza una coronilla metálica sobre el cráneo del paciente, además de localizadores que pueden ser identificados en tomografías o resonancias, y con la información obtenida se hace una planeación más precisa a través de imágenes, para trazar un sistema de coordenadas exacto y así realizar el abordaje quirúrgico con mínimo margen de error.

 

El doctor Pérez de la Torre añadió que el segundo método se realiza mediante el uso de calcomanías plásticas que se colocan en diferentes partes del cráneo, previo al procedimiento de imagen o resonancia. El conjunto de imágenes se pasa a quirófano para su utilización posterior.

 

Destacó que una de las principales características de esta técnica es que los pacientes permanecen despiertos, lo que permite monitorear algunas funciones del cerebro como la fuerza muscular, la sensibilidad o el habla, con el mínimo daño al cerebro; %u201Cla idea es ingresar a estas regiones y poder contar con un diagnóstico a la brevedad%u201D.

 

De esta forma, se puede implementar un tratamiento más elaborado, con el uso de técnicas sofisticadas como radioterapia y quimioterapia, entre otros.

 

Los beneficios que brinda esta tecnología son procedimientos más cortos, comparados con una cirugía abierta, no sólo en tiempo en sala de operaciones, sino en estancia hospitalaria.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *