Imagen de la web

Tratar la hemofilia se ha convertido en un reto a nivel internacional

En la actualidad, tratar la hemofilia se ha convertido en un reto a nivel internacional, debido a que el 75% de las personas con trastornos de coagulación reciben tratamiento de forma inadecuada o nula; incluso, esta cifra puede ser mayor en padecimientos poco comunes relacionados con la coagulación.

La hemofilia es una enfermedad hereditaria que impide la coagulación de la sangre de manera correcta, debido a alteraciones en la producción de proteínas denominadas factores de coagulación: para la hemofilia tipo A, hay un déficit del factor VIII y, para la tipo B, del factor IX. Las personas con niveles bajos de dichos factores no pueden formar coágulos adecuadamente, lo cual favorece hemorragias difíciles de controlar, las cuales pueden ser espontáneas o secundarias a un traumatismo menor.

Durante la transmisión del Facebook Live Hemofilia en Tiempos de Covid-19 organizado por Roche México, la Dra. Laura Villarreal Martínez, Coordinadora de la Clínica de Hemofilia del Hospital Universitario Dr. José Eleuterio González comentó: “En los casos que hemos visto de pacientes con hemofilia con tratamiento profiláctico y que fueron contagiados con Covid-19, deben continuar con su terapia de reemplazo de factor, no hay razón para suspenderlo. En casos graves, a veces consideramos incrementar un poco la dosis de reemplazo de factor para evitar complicaciones hemorrágicas, sin embargo, estas valoraciones deberán realizarse por un especialista en Hematología”.

Destacó también algunas recomendaciones para la comunidad médica y para pacientes con hemofilia tras la pandemia del coronavirus, además de resaltar las particularidades de ambas enfermedades.

Recordó que “los tratamientos más comunes para la hemofilia son a profilaxis y a demanda; el primero se trata de la administración del factor de coagulación varias veces a la semana para mantener niveles aceptables y constantes de dicho factor, y se usa con la finalidad de prevenir hemorragias. El segundo se utiliza una vez que se ha producido la lesión y hemorragia; en este caso, el factor es administrado en la dosis y periodicidad que indique el especialista para detener la hemorragia”.

En México, se tiene un registro con alrededor de 5,700 pacientes con hemofilia, mientras que la incidencia mundial es de 1 por cada 10,000 personas para la tipo A y 1 por cada 30,000 para la tipo B; sin embargo, uno de los principales retos que se enfrentan es que hay muchas personas sin diagnóstico, por desconocimiento de la enfermedad.

Te puede interesar:

Hemofilia Adquirida en adultos de la tercera edad

En México, existen alrededor de 5 mil personas con Hemofilia

“Lo ideal es apoyarse con algún médico especialista y asesorarse a distancia para que los pacientes reciban el tratamiento más adecuado y oportuno. Respecto al riesgo de infección por Covid-19 en pacientes con hemofilia, hasta el momento no se ha encontrado una mayor susceptibilidad al contagio en pacientes inmunocompetentes con trastornos de la coagulación; sin embargo, no por esto debemos confiarnos, nuestra mejor táctica será acatar las medidas de prevención”, agregó la Dra. Villarreal quien enlisto algunas recomendaciones generales:

· Vigilancia continua para evitar trombosis y hemorragia.

· En caso de hospitalización debido a una infección grave, considerar mayores concentraciones a las mínimas habituales, como si se administrara tratamiento para un traumatismo mayor.

· En pacientes con hemofilia y Covid-19 que necesiten anticoagulante, éste podría aplicarse de acuerdo a los lineamientos como a cualquier otra persona, acompañado de su hematólogo en todo momento.

· En todos los centros de tratamiento, las decisiones para el paciente deberían basarse en un análisis del riesgo/beneficio.

· No se recomienda hacer un cambio de tratamiento, lo ideal es apegarse al actual.

· Si el suministro del tratamiento en casa u hospital fuera limitado, debe comunicarse a los centros de atención.

· Se recomienda que los pacientes se acerquen a sus centros de tratamiento para recibir recomendaciones sobre citas de seguimiento, así como la obtención del factor de reemplazo que utilizan para su tratamiento.

Para Roche los pacientes son su prioridad, es por ello que los mantienen en el centro de su atención, con la finalidad de consolidar esfuerzos a través de la colaboración de la comunidad médica, asociaciones e instituciones para asegurar el tratamiento más adecuado para cada uno de ellos. De igual forma, reafirma su compromiso para lograr una mayor concientización sobre enfermedades como la hemofilia.

Te puede interesar:

Conmemoración del Día Mundial de la Hemofilia

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dra. Mayela Rodríguez Violante- Bio. Profesional

LaSalud.mx.- Mayela Rodríguez Violante es médico especialista en Neuróloga en el Instituto Nacional de Neurología y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *