"La muerte silenciosa" afecta a seis mil mexicanos al año

L

as entidades con mayor índice con este problema son: Chihuahua, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán.

El suicidio es la acción encaminada a quitarse la vida, muerte silenciosa que se provoca la misma persona. Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), estiman que en México cada año se suicidan entre 4 mil y 6 mil personas a consecuencia de: ansiedad, depresión, estrés, soledad, desesperanza, exigencias sociales, sentimientos de culpa y rechazo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los últimos 45 años el índice de suicidios se ha incrementado en un 60 por ciento a nivel internacional, actualmente se encuentra dentro de las tres primeras causas de muerte entre la población de 15 a 44 años de edad en ambos sexos. Al año, un millón de personas se suicidan en el mundo y veinte millones más lo intentan.

En lo que respecta a los adolescentes y niños, en México se ha triplicado el número de suicidios en los últimos 20 años, y los métodos más frecuentes son el ahorcamiento, uso de armas de fuego y fármacos, se estima que las principales causas son: decepciones amorosas, problemas económicos o familiares, enfermedades psiquiátricas y remordimientos.

El doctor Alejandro Córdova Castañeda, Presidente de la Asociación de Especialistas en Salud Mental del IMSS, mencionó que en nuestro país las entidades que presentan mayor índice de suicidio son: Chihuahua, Nuevo León, Jalisco, Veracruz, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sonora, Tabasco y Yucatán.

Indicó que se ignora la causa específica del mayor índice en estos estados, no obstante, hay diferentes factores y perfiles en la población que lo sugieren como: migración de la población local, escasas oportunidades de desarrollo, falta de identidad de la población %u201Cflotante%u201D en el norte del país, marginación e incremento en el consumo de sustancias como alcohol y drogas.

Añadió que el Seguro Social atiende la problemática en tres vertientes: prevención del suicidio, detección temprana del posible suicida y atención a la familia en el caso de consumarse el suicidio. %u201CEl médico familiar detecta los posibles riesgos y envía al paciente al departamento de psicología. La detección se realiza por medio de un cuestionario que examina si la persona se encuentra triste, apática descuidada, ubicando al individuo con depresión%u201D.

El especialista destacó que quienes presentan mayor perturbación son los hombres en edades de 12 a 34 años, mientras que las mujeres que intentan suicidarse están entre los 15 a 54 años. Así mismo, los varones utilizan métodos más violentos como arrojarse al vacío o armas de fuego

y pese a que el índice es tres veces más alto en ellos, las féminas intentan el doble de veces el suicidio por medio de fármacos, objetos punzo cortantes y ahorcamiento.
Por su parte, Enrique Camarena Robles, médico del Hospital psiquiátrico %u201CDr. Héctor Tovar Acosta%u201D, destacó que la depresión esta íntimamente ligada al suicidio se calcula que el 15 por ciento de las personas con este padecimiento son proclives a inducirse la muerte, y se estima que esta enfermedad será la segunda causa de muerte en el 2010. Recomendó acudir al médico familiar si usted o algún conocido presentan apatía, desgano, falta de sueño, come en exceso o deja de comer, ya que se puede tratar de depresión.

Mencionó que es importante detectar el comportamiento del %u201Cposible suicida%u201D para evitar que consume el acto; dentro de las manifestaciones previas se encuentran: mensajes verbales: %u201Cya no puedo más%u201D, %u201Cme quiero morir%u201D; síntomas depresivos, obsequiar posesiones monetarias o estimativas, inconformidad e insatisfacción con su vida y abuso de drogas y/o alcohol.

El psiquiatra Camarena Robles, expresó que el comportamiento del suicida está asociado a no cumplir expectativas, no poder resolver conflictos, experiencias dolorosas, situaciones estresantes o emociones reprimidas: %u201CA veces un abrazo o escucharlos puede evitar el suicidio, contrario a lo que se piensa el suicidio no ocurre por impulso, sino como una decisión largamente pensada, analizada, desechada y retomada en múltiples ocasiones para poner fin a su vida%u201D.

Ana, una paciente de 22 años que fue atendida en el Servicio de Urgencias del Centro Médico Nacional %u201Cla Raza%u201D, ingirió un frasco de fármacos para quitarse la vida, cuando su novio la dejó, expresó: %u201CEstaba tan deprimida que le temía más a seguir con vida que a la muerte porque me lastimaba no encontrarle sentido a la vida y le temía al sufrimiento%u201D.

Hoy Ana recibe, atención integral de especialistas del IMSS para superar la situación que la llevó a tan extrema decisión.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *