Excesos de fin de año generan que las personas diabéticas pongan en riesgo su vida.

El consumo de pozole, menudo, tacos, tostadas, tamales, atole, ponches, pastel de fruta, dulces y todo tipo de antojitos de fin de año generan que las personas diabéticas aumenten hasta 5 kilos y pongan en riesgo su vida.

La atención en urgencias en el IMSS de pacientes con diabetes aumenta entre 45 y 60% en esta temporada de Año Nuevo.

La demanda en el servicio de urgencia en el IMSS aumenta en 4 de cada 10 pacientes con diabetes, debido a que las personas no llevan una dieta balanceada y tienden a sufrir deshidratación severa e infecciones en vías respiratorias.

Pedro Mendoza Martínez, endocrinólogo del IMSS, dijo que hay un desequilibrio entre los diabéticos que no están acostumbrados a los alimentos que se consumen en esta temporada.

Reducir porciones de alimentos ricos en carbohidratos, grasas y azúcares, recomienda.

%u201CPrevenir descompensaciones graves que pongan en riesgo la vida de los pacientes con diabetes al iniciar un nuevo año, es una de las principales recomendaciones%u201D, señala.

Aprender a comer raciones pequeñas de alimentos que contienen grasa o carbohidratos e ingerir raciones grandes de frutas y verduras, es parte de una alimentación adecuada, precisó.

Una ración equivale a una taza mediana de cualquier fruta picada, excepto mango, piña y sandía, muy ricas en carbohidratos.

Las carnes de pescado y pollo, son pilar importante del régimen de quien tiene diabetes.

Los médicos insisten en que las personas con diabetes no consuman atole, tamales, galletas y pasteles.

Que tomen los medicamentos oportunamente y mantengan la rutina de caminata de 20 minutos al aire libre para reducir riesgos, toda vez que el simple hecho de comer eleva el azúcar en el cuerpo.

Al subir la glucosa, los síntomas son visión borrosa, boca seca, aumenta la sed, orinan más de 2 veces por la noche y cansancio generalizado.

Si la persona orina demasiado y no recupera líquidos, tiene desbalance entre la cantidad de sodio, potasio y glucosa, que lleva a desarrollar un coma diabético.

Evita el vino tinto infartos

Consumir vino tinto en forma moderada puede evitar infartos del corazón.

Una copa al día puede disminuir hasta en un 40% los riesgos de enfermedades cardiovasculares, asegura la cardióloga del IMSS, Aurora Palao Mendoza.

%u201CPuede evitar un infarto al miocardio, limpiar las arterias, prevenir el envejecimiento e incluso trastornos como el Alzheimer%u201D, añade.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), reporta que las enfermedades cardiacas son la principal causa de muerte en todo el mundo.

Se estima que las cardiopatías y accidentes cerebro-vasculares ocasionan el deceso de 17 millones de personas cada año.

Añadió que en los últimos 15 años se han realizado diversos estudios que comprueban la efectividad del vino tinto.

%u201CGracias a sus ingredientes como ácidos fenólicos, flavonoides, resveratrol y taninos; sustancias benéficas que se acumulan en el hollejo y las semillas de la uva negra, éste brinda beneficios a la salud%u201D.

Las propiedades que contiene la uva con la que se realiza el néctar ayudan a disminuir la inflamación, evitan que las plaquetas de la sangre se aglutinen y formen coágulos.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que persiste a lo largo de la vida

LaSalud.mx.- La Secretaría de Salud a través de los Servicios de Atención Psiquiátrica, trabaja en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *