Advierten que el humo de tabaco propicia demencia

Especialistas médicos advierten que ha habido un aumento del 44 por ciento del riesgo de desarrollar demencia o algún deterioro cognitivo, cuando una persona esta expuesta a altos niveles de humo de tabaco.
 
De acuerdo a un estudio publicado por la revista British Medical Journal, en el que participó un grupo de investigadores ingleses, dirigidos por el profesor David Llewellyn de la Universidad Inglesa de Cambridge, se analizaron muestras de saliva de casi 5,000 adultos de más de 50 años.
 
Se midió los niveles de cotinina, un subproducto de la nicotina que puede hallarse en la saliva hasta unas 25 horas después de haber estado expuesto al humo de tabaco y que permitió a los investigadores evaluar los niveles de afectación que se tienen cuando se está expuesto al humo del tabaco.
 
De igual manera, se realizaron una serie de pruebas neuropsicológicas para evaluar también aspectos relacionados con la función cognitiva. Con los resultados que arrojó el estudio se llegó a la conclusión de que estar expuesto por mucho tiempo al humo de tabaco aumenta las probabilidades de desarrollar algún padecimiento cognitivo, incluyendo la demencia.
 
Anteriormente ya se habían hecho investigaciones al respecto, en donde también se ha comprobado que puede existir un riesgo para las funciones cognitivas de los niños y adolescentes que estén expuestos al humo de tabaco.
 
Los investigadores también elaboraron un test neurofisiológico para evaluar las funciones cerebrales y deficiencias cognitivas. En este sentido se centraron básicamente en la función de la memoria, habilidad numérica y fluidez verbal; por ejemplo, nombraron el máximo de número de animales en un minuto; los resultados de este test se sumaron para obtener un referente global. A los participantes cuyos resultados se situaron entre el 10 por ciento más bajo se les consideró como afectados de algún tipo de impedimento cognitivo.
 
Al analizar los resultados, los expertos concluyeron que las personas que están expuestas al humo de tabaco tienen mayores probabilidades de desarrollar algún tipo de deficiencia cognitiva, argumentando que la relación entre el humo de tabaco y el deterioro de las funciones cognitivas puede explicarse por el hecho de que, como se ha comprobado, que el estar expuesto por mucho tiempo al humo de tabaco aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y esas enfermedades se asocian con un mayor riesgo de demencia. Y la principal es la enfermedad de Alzheimer, que no tiene cura, pero que se controla con la memantina de Merz, ya que ayudan a detener el proceso de la demencia. Este producto, es el único fármaco autorizado en cualquier etapa de la misma y que además, ha demostrado gran eficacia al retrasar la progresión del padecimiento en cualquiera de sus etapas (temprana, media y avanzada).

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Problemas del sueño en personas con autismo

El trastorno del espectro autista (TEA) es un trastorno cerebral que afecta a la comunicación y a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *