Botox es eficaz para diversas indicaciones terapéuticas.

Actualmente el uso de la Toxina Botulínica Tipo A mejor conocida como BOTOX® ha tenido un gran aporte en diversas áreas terapéuticas como urología, neurología y ortopedia principalmente, así como también en el área de oftalmología, ginecología, rehabilitación y gastroenterología, en donde ha demostrado un gran avance en el tratamiento y recuperación de pacientes con ciertos padecimientos. 

Entre los problemas neuromusculares donde se emplea el BOTOX® se encuentran las distonías y la espasticidad asociada a parálisis cerebral infantil (por esclerosis múltiple o después de un evento vascular cerebral y lesión postraumática). Asimismo, es la única Toxina Botulínica tipo A indicada para tratar el problema de vejiga hiperactiva, un padecimiento urológico que se caracteriza por la urgencia y la frecuencia de ir al baño, así como la incontinencia urinaria. 

En los últimos años las opciones para el tratamiento de diversos problemas neuromusculares ha ido en aumento, es decir, existen otras formas de toxina botulínica tipo A que no son intercambiables ni bioequivalentes, por lo que los riesgos para el paciente también son mayores, debido a que muchos de ellos carecen de estudios clínicos y de respaldo regulatorio necesarios para garantizar su calidad, seguridad y eficacia en el paciente. 

%u201CBOTOX® es un relajante muscular muy potente y de larga duración, cuya seguridad y eficacia está documentada en cientos de estudios clínicos a nivel mundial; su fórmula única es altamente segura y le permite tener la más alta potencia y calidad de todas las neurotoxinas terapéuticas%u201D señaló el doctor Humberto Juárez Jiménez, especialista en neurología del hospital Médica Sur. 

Al igual que en el área cosmética, la Toxina Botulínica Tipo A, se aplica directamente en el músculo afectado relajándolo y debilitándolo lo que permite que la rehabilitación y recuperación en el paciente sea más rápida y efectiva. Cabe mencionar que el efecto del BOTOX® tiene una duración aproximada de 4 hasta 12 meses dependiendo de la indicación, posterior a los cuales el especialista evalúa si es necesario volver a aplicar el medicamento. 

A decir del doctor Juárez. %u201CEs importante destacar que el BOTOX® debe ser manejado únicamente por especialistas certificados en su área y que estén capacitados para su aplicación, ya que son los únicos que podrán valorar si el paciente es candidato o no del medicamento, así como las dosis que se le deberán suministrar%u201D.  

En la actualidad BOTOX® ha demostrado tener un margen terapéutico superior a cualquier otra toxina; dicha eficacia ha sido demostrada tanto en estudios preclínicos como clínicos en nuestro país mientras que a nivel mundial 2.5 millones de pacientes han sido tratados de manera efectiva y segura a lo largo de 20 años. 

En México, la Secretaría de Salud, aprobó la Toxina Botulínica Tipo A, BOTOX® para su uso terapéutico en 1993. 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *