El insomnio, padecimiento cada vez más común entre jóvenes de 20 y 30 años.

El trastorno del sueño o insomnio es un
problema incapacitante, ya que tiene un impacto negativo en la productividad
laboral o escolar de quien lo padece, además de síntomas como irritabilidad,
falta de concentración, dificultad para memorizar e, incluso, depresión.

Especialistas en psicología del Hospital
General Regional No. 220, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS)
delegación Estado de México Poniente, mencionan que las presiones laborales y
las actividades cotidianas estresantes pueden ser detonadores de este problema.

El insomnio se hace presente cuando en horas
de reposo o sueño no se descansa lo suficiente, cuando es difícil y tardado
conciliar el sueño o bien cuando al estar durmiendo se despierta sin motivo
alguno y ya no se puede dormir.

Existen alimentos que aumentan las
posibilidades de adquirir este padecimiento, como bebidas con cafeína,
azúcares, bebidas energetizantes, alcohólicas, té y refrescos de cola,
cigarrillo, o bien ingerir grandes cantidades de alimento poco tiempo antes de
dormir, por ello es recomendable que después de las 18 horas, se limite o evite
el consumo de los productos citados.

El tiempo ideal de sueño se determina de
acuerdo a la edad, por ejemplo, los bebés deben dormir en promedio 20 horas al
día, los preescolares  de 10 a 12 horas y
una o dos siestas de media a una hora.

En el caso de los adultos menores de 35 años,
deben dormir un promedio de siete u ocho horas diarias, los mayores de 35 y
menores de 60 pueden dormir cinco o seis horas, sin que su salud se vea
mermada.

Sin embargo, para las personas mayores de los
60 años y debido a que su metabolismo es más lento, como el de los niños, se
recomienda tener un sueño largo por las noches de hasta seis horas y por el día
poder tener una o varias siestas.

El insomnio puede ocasionar que aún cuando se
duerman suficientes horas, no se experimente descanso o relajación, debido a
que no se completan correctamente las etapas del sueño.

Existen en el sueño cuatro etapas, la primera
ocurre cuando sólo se dormita y con cualquier movimiento o sonido se puede
despertar; en la fase dos disminuyen la frecuencia cardiaca; en la tres se
comienza a experimentarse el sueño profundo pero es hasta la fase cuatro cuando
el cuerpo entra en total relajación logrando el descanso.

Los especialistas del IMSS destacaron que el
insomnio es un padecimiento que se presenta con mayor frecuencia en la
población de entre 20 y 30 años de edad, siendo las mujeres las más propensas a
presentarlo, incluso de manera imperceptible en periodos prolongados de tensión
y ansiedad que las mantienen despiertas más tiempo de lo habitual.

Es posible que este tipo de trastorno,
también pueda ser condicionado por alguna enfermedad física como diabetes,
hipertensión arterial, parkinson, hipotiroidismo, enfermedades respiratorias,
por alteraciones psiquiátricas como depresión, cansancio, fatiga, estrés y
ansiedad.

Al tener insomnio, las personas no cuentan
con un equilibrio de adrenalina y serotonina, esta última es catalogada como la
sustancia de la alegría y al haber un aumento de la adrenalina las personas se
encuentran irritables, molestas, nerviosas, vigilantes y exaltadas, por la
razón de no tener un descanso adecuado.

Los especialistas del Seguro Social
destacaron la importancia de no automedicarse con pastillas para dormir o con
fármacos hipnóticos ya que, además de la posibilidad de esconder una enfermedad
crónica o psiquiátrica, llega a causar dependencia para conciliar el sueño,
adicción al medicamento y que el insomnio se haga crónico.

Lo mejor, es que al pasar varias noches sin
dormir, con dificultad para conciliar el sueño y presenten cansancio, acudan a
su Unidad de Medicina Familiar para que el profesional de la salud valore si se
trata únicamente de estrés o es un problema de salud más severo; y así
corregirlo a tiempo.

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *