La salud del adulto mayor es prioridad nacional

Por: Isis Mendoza

En México existen 11 millones y medio de habitantes que se encuentran en la etapa de vejez en sus vidas. Aquellos que cumplen más de 60 años son los que se consideran adultos mayores y los que, como la población joven, requieren cuidados especiales.

 “Esta parte de la población se ve afectada por los mismos padecimientos que los adultos en edad media, éstas varían en proporción, pero destacan ciertas condiciones que se convierten más frecuentes conforme la edad avanza”, comenta Gutiérrez Robledo.


Entre los 70 y 75 años se presentan de una forma más constante y común los problemas cardiovasculares, la diabetes y el cáncer. Una vez que se ha llegado a los 80 años, la salud mental es prioridad: el cerebro del humano tiende a bajar de rendimiento, es entonces cuando se presenta la demencia, el mejor ejemplo de un padecimiento que puede afectar la familia, aunado a otro tipo de afecciones como el deterioro de la masa muscular, caídas y traumatismos.

Las condición de fragilidad es un factor determinante para el tratamiento de otras enfermedades, a esto se le llama síndrome geriátrico: alteraciones de la movilidad, alteraciones del estado mental y la incontinencia son resultado de la modificación en la forma en que se presentan las enfermedades, ya que conforme el tiempo avanza y el cuerpo evoluciona, se dejan de seguir los mismos patrones que se seguían en edades tempranas.

“Lo que se puede hacer son intervenciones preventivas, es por eso que estamos tratando de enfocar las miradas en un tema prioritario que no ha recibido suficiente atención; la promoción de la vacunación en edad media de la vida y entre los más viejos. Se tiene que ir ampliando la perspectiva y viendo las necesidades que las personas en edad avanzada tienen y el impacto que puede tener llevar las acciones de vacunación a otras poblaciones.”

Lo anterior debe ser puesto en marcha lo antes posible, ya que la creciente incidencia de complicaciones infecciosas (como las respiratorias), que comúnmente forman parte de los eventos finales, también se están presentando.

Para esto no se requiere la creación de nuevos componentes, de hecho, la salud del adulto mayor puede ser reforzada a base de las mismas vacunas que se aplican en edades tempranas como por ejemplo, DT, Influenza y Neumococo. Sin embargo no todos las reciben. Se debe de definir en orden de prioridad a quiénes se les debe de aplicar, y como número uno se encuentran  aquellas personas que no la recibieron en la infancia.

En paralelo a la aplicación de vacunas se planea realizar estudios para medir la capacidad de respuesta. Existen aquellos que son inmunes de nacimiento y que no reaccionan a los componentes de las vacunas, por otro lado, se encuentran aquellos que tienen inmunidad por el estado de fragilidad en las que los coloca su edad.

Enfermedad = necesidad de cuidados

Entre las diversas enfermedades que se presentan en la vejez, existen algunas que afectan a la familia en general. Uno de los grandes problemas que existen en nuestra sociedad es la desvaloración del adulto mayor, quien es hecho a un lado después de que su edad productiva acaba. Para crear consciencia sobre esto, hace falta la toma de consciencia sobre lo que hoy en día significa envejecer.

El Dr. Luis Miguel comenta que “Ha habido un cambio muy drástico, ya que por una parte el envejecimiento se ha democratizado. Lo que en 8 mil generaciones en la historia humana fue excepcional, en las últimas 4 se ha convertido en un fenómeno usual.”

La esperanza de vida de las poblaciones ha ido de 35 a 80 años. Se ha más que duplicado en nuestra especie. Esto se ha venido acompañando de una compresión de la morbilidad y discapacidad hacia las etapas más avanzadas de la existencia.

Todo esto ha generado un nuevo espacio, las personas que se encuentran entre los 60 y 75 años se parecen a los que tienen 50 años. Se ha visto una prolongación muy clara de la vida activa, modificada por las condiciones de vida de las poblaciones en general como las económicas y sociales. Sobre todo, se ha visto beneficiado gracias a la brutal caída de la mortalidad materno- infantil; quién logra supera esa etapa tiene altas probabilidades de vivir más tiempo.

Trabajando desde hace dos años

Hace más de un año y medio se comenzó a trabajar en el desarrollo del piloto en modelo de la atención primaria en el adulto mayor, dicha lucha generó que en el mes de julio se firmara un convenio entre el Gobierno del Distrito Federal y el Instituto Nacional de Geriatría en el que se estableciera la creación de la Primera Unidad de Orientación Geriátrica a nivel comunitario en donde buscan que se materialicen todos sus planes.

De igual forma, se está llevando a cabo un plan de acción sobre la enfermedad del Alzheimer, que se presentará en conjunto con la Secretaría de Salud del D.F el 21 de septiembre.

Por otra parte, el INGER ha estado trabajando en una iniciativa que consta de varias etapas.

Primera: se realizará una reunión que se organiza entre las academias nacionales de medicina de Francia y México el 24 y 25 de noviembre. El objetivo es poner el tema sobre la mesa en el nivel internacional tomando en cuenta que el próximo año la atención de la OMS estará centrada en el tema de los adultos mayores y el reporte anual estará enfocado en la salud en el envejecimiento.

Segunda: se generó un primer reporte sobre envejecimiento y salud. Para esto se acumularon evidencias e introdujeron en la encuesta nacional de salud y nutrición el tema de envejecimiento y la evaluación de las personas mayores de 60 años.

Tercera: se preparó un reporte que formó parte de la documentación que permitió ligar el programa sectorial de salud, y a partir de eso, generar programas de acción.


INGER en el 2015

Muchos son los planes de este gran Instituto. Mejores cosas se esperan para el año próximo.

     Seguir avanzando en el desarrollo de productos para que sean útiles para las personas en esas circunstancias, en esa etapa.

     Se trabaja en la incorporación de la información específicamente sobre temas relativos a fragilidad y vacunación en el informe mundial de OMS.

     Incluir en la agenda de política pública el tema de la salud en el adulto mayor.

     Capacitar a los profesionales.

     Llevar a cabo acciones de gestión para aumentar el reclutamiento de médicos para la especialidad de geriatría.

Además, se ha ido trabajando para llevar a cabo la transformación del modelo de atención que se presentará a finales de este año y lo pondrán en marcha en el Distrito Federal, para después firmarlo con el estado de Nuevo León.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que persiste a lo largo de la vida

LaSalud.mx.- La Secretaría de Salud a través de los Servicios de Atención Psiquiátrica, trabaja en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *