Deporte y Desarrollo infantil

Por: Diego Medina Lomeli, Psicoterapeuta*

Sanamente.mx.- Al momento es posible contextualizar que el deporte (no en un nivel de alto rendimiento) está relacionado con el disfrute, con la posibilidad de relacionarse con otros, el desarrollo y mejora física y por tanto de la salud, el desarrollo de la autoestima, con vivir nuevas experiencias, aliviar el estrés y que su práctica está muy relacionada con el fomento de una serie de valores y comportamientos relacionados con el afán de superación, la disciplina, la competición, el autocontrol y la responsabilidad (Garoz, 2005)

Dicho lo anterior las actividades deportivas permiten al niño:

Si bien es sabido que el deporte apoya a los pequeños a interactuar de mejor manera con su grupo de pares y con esto otorga mayores herramientas para una mejor interacción social, resulta imperativo el considerar y no pasar por alto, en que sociedad se desenvuelven los pequeños en la actualidad por tanto y en este mismo tenor surge la pregunta obligada…

Como educar a los hijos en la cultura del esfuerzo cuando todo está pensado para no hacer ninguno.

Con lo anterior es posible observar de manera explícita, que la generación de los que hace 3 o 4 décadas éramos niños y observábamos el deporte de cierta manera, difiere hasta cierto punto de los que ahora son nuestros hijos y por tanto los gustos y preferencias en este y otros muchos sentidos han cambiado, esto quizá debido a las limitaciones que en esta generación infantil existen como es “el no poder salir a la calle a jugar con sus amigos como quizá en su momento nosotros hicimos”( y que de una u otra manera mediante el juego que únicamente entre niños teníamos… poníamos las reglas y aprendíamos a interactuar consensadamente con nuestros iguales ), entonces, como hacer para que nuestros pequeños gocen de la interacción social que en su momento nos fue permitida?,  ante este innegable hecho resulta importante el considerar que actualmente nuestros pequeños están creciendo en esta cultura o sociedad llamada “ la cultura de la inmediatez”, si bien esta mencionada cultura puede conllevar grandes beneficios también pudiera acarrear ciertas limitantes, como lo son la baja tolerancia a la frustración o a la demora y por tanto el abandono de las actividades deportivas antes de concretarlas ya que y quizá tanto para algunos padres como para los mismos niños ha sido necesario el alcanzar las metas a corto plazo  y “sin tanto esfuerzo”.

El deporte y el juego

“No te preocupes campeón!!!… es solo un juego”

O tal vez “Ya ves te lo dije… este niño (a) no sirve para los deportes… Yo a su edadddddd”!

Quizá han sido contadas las personas que en algún momento de nuestras vidas hemos reflexionado en si existe diferencia o similitud entre el deporte y el juego, bueno quizá esto no sea del todo interesante  si tampoco nos hemos cuestionado que tan importante es el deporte en el desarrollo de nuestros hijos (as). 

Podemos pensar en todo caso que el deporte se define como contraposición al juego, estando constituido por una serie de reglas que regulan la competición  ligado a la necesidad de competir bajo reglas establecidas y reguladas habitualmente por  superiores. Mientras que el juego se puede definir como una actividad que no tiene ningún fin más allá que la diversión, donde no tiene por qué existir la competencia, siendo más abierto, libre y creativo. Es una actividad no regulada por las federaciones deportivas, por lo que las reglas pueden variar al gusto de los practicantes.

Entonces, si observamos el mundo infantil podemos coincidir en que para los niños el juego es una herramienta necesaria para explicarse lo inexplicable, para relacionarse con los demás entre otras muchas situaciones que definiremos en otra ocasión.

Por tanto como involucrar a los pequeños en estas tan importantes actividades deportivas?

Cuando los adultos pensamos en hacer deporte nos imaginamos sudando en un gimnasio lleno de máquinas y no está por demás el mencionar… muy musculosos o atléticos, no obstante para los niños hacer ejercicio significa jugar y estar físicamente activos. Ellos practican deporte simplemente jugando en el recreo de la escuela, al correr detrás de sus compañeros o andando en bicicleta. El ejercicio ayuda a los niños a desarrollarse física y mentalmente, a estar sanos y a relacionarse de una forma saludable con otros compañeros.

La práctica de una actividad física forma parte de la vida de los niños, como la alimentación o el sueño. Los músculos se desarrollan funcionando por tanto, así como y sin actividad deportiva el corazón se fatiga mucho más rápido. Sin embargo muchos padres se plantean dudas sobre qué deporte inculcar a sus hijos o qué edad debe ser la idónea para comenzar y más aún si desean que su hijo sea un atleta destacado como Ronaldo o Michael Jordan.

MOTIVACION:

La motivación juega un papel fundamental en la elección de una actividad deportiva. Lo primordial es que dicha actividad sea del agrado del  niño. Los padres le pueden animar a practicarlo, pero nunca obligarle. Es normal que a un niño le llame la atención un determinado deporte influido por sus amigos o por los medios de comunicación. ¿Qué niño no quiere jugar como delantero central en la final de la Champions League? Debemos por lo tanto atender a los gustos del niño, pero siempre tratando de tener en cuenta otros criterios de elección. La cercanía de las instalaciones o deportivos es un condicionante si el niño va a practicar un deporte con frecuencia. El carácter del pequeño, es otro factor importante; si un niño es tímido, por ejemplo, deberá ser orientado hacia deportes de equipo como el fut bol, en el que no sea necesario que esté solo en una cancha. A los niños con cierto grado de agresividad se les aconseja los deportes de combate como el judo, que le permitan luchar y canalizar su energía por medio de un juego con reglas.

Qué deporte se recomendaría para cierto carácter o forma de ser en nuestros pequeños?

Es importante el asesorarse con profesionistas de la salud mental como Psicólogos y especialistas en el deporte para definir acorde a la edad, motivación y estructura de personalidad de nuestros pequeños que deporte es más adecuado para ellos y así de manera conjunta acompañar  a nuestros hijos en un desarrollo óptimo

Beneficios:

1.Introduce al niño en la sociedad.

2.Le enseña a seguir reglas.

3.Le ayuda a abrirse a los demás y superar la timidez.

4.Frena sus impulsos excesivos.

5.Fomentará en el niño la necesidad de colaborar por encima del individualismo

6.Le hará reconocer, aceptar y respetar que existe alguien que sabe más que él.

7.Produce un aumento generalizado del movimiento coordinado. 

8.Aumenta sus posibilidades motoras.

9.Favorece el crecimiento de sus huesos y sus músculos.

10.Puede corregir posibles defectos físicos.

11.Potencia la creación y regularización de hábitos.

12.Desarrolla su placer por el movimiento y el ejercicio.

13.Estimula la higiene y la salud.

14.Le enseña a tener ciertas responsabilidades.

*Diego Medina Lomelí, Bio. Profesional

Es Psicólogo por la Universidad Intercontinental (UIC), tiene una Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica

Diego Medina Lomelí es Psicólogo por la Universidad Intercontinental (UIC), tiene una Maestría en Psicoterapia Psicoanalítica, por la misma Universidad. 

A lo largo de su carrera profesional ha desarrollado distintas labores en hospitales para la salud mental. 

Del año 2000 al 2006 estuvo adscrito al Centro Integral de Salud Mental (CISAME) de la Secretaria de Salud en el cual desempeñó las siguientes actividades:

•Aplicación, Calificación e Interpretación de Pruebas Psicológicas  a niños y adolescentes con Diagnósticos diversos tales como problemas conductuales, de aprendizaje, TDAH, familiares entre otros.

•Tratamiento en colaboración con Psiquiatras y Neurólogos para la atención de niños y Adolescente a nivel tanto Individual como Grupal.

•Orientación a Padres y Familiares.

Al año siguiente, 2007, estuvo a cargo de la Elaboración de Programas para la Reinserción Social de Personas con enfermedad Mental, en el hospital José Sayago de la Secretaria de Salud, así como de la supervisión del cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana (NOM-025-SSA2-1994).

Del año 2008 al 2011 ocupó el cargo de Psicólogo adscrito a la Coordinación de Adolescentes del  Instituto Nacional de Perinatologia Dr. Isidro Espinoza de los Reyes (INPERIER), en el cual estuvo a cargo de la atención e investigación psicológica en menores embarazadas de 9 a 16 años.

En el año 2008 se desempeñó como Jefe de la Unidad departamental en el área  de diagnóstico y Tratamiento de la Dirección Ejecutiva de Tratamiento a Menores, Comunidad Externa de Atención para adolescentes (CEAA) del Gobierno del Distrito Federal

También fue profesor en la Universidad del Valle de México de la materia de trastornos de Alimentación (Anorexia, Bulimia, Vigorexia, Ortorexia etc.). Metodología de la Investigación y Comportamiento y Salud

Medina Lomelí es un apasionado por su trabajo, siempre se ha dedicado a dar terapia alternándola junto con otras actividades, desde el año 1999 pertenece al equipo de Médica Sur en cual ofrece  diagnóstico y tratamiento psicoterapéutico a niños, adolescentes y adultos.

 

 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Cámara de Diputados organizó el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”

LaSalud.mx.- Al inaugurar el Parlamento Abierto “Un nuevo modelo de Salud Mental”, la presidenta de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *