De acuerdo con ENUT, al 58.2% de los mexicanos les gustaría dedicar tiempo a “hacer lo que les gusta”

Sanamente.mx.– De cara al fin del periodo vacacional, Voz Pro Salud Mental Ciudad de México recupera datos relevantes sobre la importancia del ocio en la salud mental, entendido no como un “privilegio”, sino como un derecho humano universal y un elemento necesario para una buena calidad de vida, de acuerdo con la Asociación Mundial del Ocio y la Recreación.

En Voz Pro Salud Mental Ciudad de México compartimos la idea de que, en la sociedad actual, orientada al trabajo y la tecnología, solemos menospreciar la importancia del ocio en nuestra vida diaria, pues no produce ninguna ganancia económica o gratificación instantánea. Sin embargo, sus efectos a la larga son altamente benéficos: reduce el estrés y nos permite desarrollar libremente nuestras habilidades y creatividad en diversas áreas de interés.

Algunos especialistas señalan que “las actividades de ocio son aquellas que desempeñamos en nuestro tiempo libre, y que no se interponen con nuestras obligaciones o bienestar físico y personal. Son actividades creativas y nutricias, no destructivas o alienantes, como el consumo de drogas, el vandalismo, el consumismo o la pasividad”.

El ocio en México 

Es importante observar las actividades de ocio más comunes en México, y darnos cuenta que la mayoría de las personas no optan por realizar actividades de interés personal, sino más bien colectivo.

De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre el Uso del Tiempo (ENUT) realizada en 2014 por el Instituto Nacional de Estadística Geografía e Informática (INEGI) y el Instituto Nacional por las Mujeres (INMUJERES), las actividades de ocio más recurrentes en nuestro país son: en primer lugar, el uso de medios masivos de comunicación y la convivencia familiar; en el primero participa el 57% de la población y le dedica un promedio de 13.7 horas semanales; mientras que en el segundo participa el 27.9% de la población y le dedica 7.2 horas semanales.

Por otra parte, las actividades menos practicadas son el deporte y el ejercicio físico, con el 7.7% de la población nacional; la asistencia a eventos culturales, con el 3.9%; y la participación en juegos y aficiones, con el 3.5%. A estas actividades se les dedica 4.7, 3.5 y 4.6 horas semanales, respectivamente.

Asimismo, la encuesta arrojó que al 58.2% de la población mexicana le gustaría dedicar más tiempo a “hacer lo que le gusta”. Esto es relevante considerando que el Secretario de la Comisión de Economía, Jesús Valdés Palazuelos, reportó en 2015 que el 75% de los trabajadores mexicanos sufren de estrés laboral, colocando a nuestro país como el primero con más trabajadores en esta situación, donde la sobrecarga de trabajo parece ser una de las principales causas, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Una solución a esta problemática es generar un tiempo de ocio que provea bienestar psicológico y una salida al estrés, lo que incrementa considerablemente el buen estado de ánimo y la productividad.

El ocio como parte de la rehabilitación de pacientes psiquiátricos

En el caso de las personas con un trastorno psiquiátrico, su tiempo de ocio, al igual que el resto de sus vidas, queda seriamente afectado. Estudios realizados en España sugieren varias razones por las que esto sucede:

1.  Sus redes sociales son menores: la mayoría de ellas carece de redes sociales con quienes compartir actividades de ocio

2.  Otra limitante es su sintomatología: el aislamiento, la falta de motivavión, el miedo o la falta de flexibilidad para romper con la rutina, se vuelven un obstáculo

3.  El estigma social: muchas personas se negarían a compartir su tiempo libre con una persona con una enfermedad mental

4.  La persona puede rendirse después de varios intentos frustrados por tener una actividad de ocio placentera

Los mismos estudios han encontrado que los pacientes con trastornos mentales que reciben tratamientos orientados al ocio como parte de su rehabilitación, presentan menos estrés y tienen una mejor calidad de vida. Esto incluye un sentido de bienestar, emociones positivas, un sentido de identidad y experiencias satisfactorias.

El tiempo de ocio también ayuda a reducir la sintomatología de la enfermedad, por esta razón muchos hospitales psiquiátricos españoles ofrecen servicios orientados al ocio como método rehabilitador o para evitar el deterioro crónico. Otros efectos son: mayor facilidad para socializar y menor tiempo de aislamiento, mayor sentido de placer y alegría, mejor manejo del tiempo libre, y mayor autonomía, control y eficacia.

En esta misma línea, el artículo Role of Leisure in Recovery From Mental Illness, publicado en 2014 por el American Journal of Psychiatric Rehabilitation, reveló los resultados de un estudio hecho por colaboradores de distintas universidades en Estados Unidos y Canadá a 101 pacientes con algún trastorno mental; donde encontraron que las personas con puntuaciones más altas en escalas de ocio presentaban menos síntomas psiquiátricos.

Por ello, pensar que una recuperación psicosocial completa se reduce a la atención médica, la reinserción al mundo laboral y el restablecimiento de las relaciones sociales de estas personas, es dejar de lado los múltiples beneficios del manejo adecuado del tiempo libre.

Con el propósito de dar a conocer una red de apoyo a todos aquellos quienes necesiten de una guía para su tratamiento, Voz Pro Salud Mental Ciudad de México ofrece cursos de psicoeducación sobre enfermedades mentales para pacientes y familiares. Para mayor información comunicarse a los teléfonos (55) 1997 5040 y 41, el correo: vozpsm@hotmail.com, o la página web: www.vozprosaludmental.org.mx

 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

La migraña es una enfermedad neurológica que va más allá de un dolor de cabeza

La empresa cumple más de 30 años de haber consolidado una de las áreas terapéuticas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *