Reflexiones sobre el estado emocional del Personal de Salud en México durante la Pandemia.

Edición Especial Multimedia LaSalud.mx, México Frente al Coronavirus COVID-19

LaSalud.mx .- El siguiente artículo, es parte de una serie de la Edición Especial Multimedia de la Revista LaSalud.mx “México Frente al Coronavirus COVID-19”, con reportajes, entrevistas y colaboraciones especiales con los más connotados especialistas sobre las diversas áreas de la medicina; ciencia,  economía, seguridad, sociedad civil, religión, el arte y la cultura; quienes nos ofrecerán de propia voz, a través de sus teclados y dispositivos electrónicos; sus vivencias, opiniones y consejos ante la pandemia que azota a la humanidad en este inicio del  20-20, en donde nunca, como hasta ahora, estuvo tan estrechamente conectada la humanidad a través del internet y sus amplias redes.

Estamos seguros que esta Edición Multimedia de constante actualización será de gran ayuda para todos nosotros, ya que, si el problema es de Todos, en la solución cabemos Todos.

Reflexiones sobre el estado emocional del Personal de Salud en México durante la Pandemia.

Por: Dr. Bernardo Ng, Presidente Asociación Psiquiátrica Mexicana 2020-2021

Sin duda, la pandemia del COVID-19, ha afectado la vida de todos los habitantes de este planeta de una u otra manera, y los profesionales de la salud no somos la excepción. Los médicos junto con el resto de los miembros del equipo de salud, estamos acostumbrados a enfrentamos diariamente a la enfermedad y a la muerte. Es parte de nuestro entrenamiento y disciplina, desafiar la enfermedad, prolongar la vida y posponer la muerte durante el mayor tiempo posible.

Los médicos atendemos a nuestros pacientes con seguridad y certeza, cuando tenemos experiencia en la enfermedad en cuestión y cuando existen protocolos claros. Esto nos permite acompañar a nuestros pacientes con plena confianza a un desenlace favorable. Sin embargo, mucho de nuestro trabajo clínico, se lleva a cabo, con pacientes cuyos diagnósticos son poco claros, cuando no existe certeza en la fisiopatología, o cuando se carece de un tratamiento acertado. En estos casos, hay una diferencia muy clara cuando se trata de atender a pacientes con enfermedades contagiosas y pacientes con enfermedades no contagiosas.

Las enfermedades contagiosas o transmisibles, representan un reto en la vida diaria de los servicios de salud. Las especialidades de infectología y microbiología, han evolucionado a pasos agigantados, hoy por hoy, contamos con vacunas, reactivos diagnósticos, antibióticos, antivirales, y medios de cultivos como nunca antes; pero todo esto no ha sido suficiente para enfrentar a una pandemia como la actual. La gran velocidad de transmisión y propagación, de este coronavirus, y el número creciente de muertes contrasta con la relativa lentitud en el desarrollo de soluciones para neutralizarlo o de obtener una vacuna que proteja a aquellos que aún no se han infectado.

En este escenario, resulta muy estresante el reto de enfrentar diariamente a pacientes infectados o sospechosos de infección, cuando no existe la plena certeza de que los elementos de detección y protección contra el virus en cuestión son los adecuados. De tal manera, que no es de sorprender que nuestros profesionales de la salud, estén poniendo en riesgo no solo su integridad física, sino también su estabilidad emocional. A este respecto, vale la pena mencionar, un estudio recientemente publicado en la revisa de la Asociación Médica Americana, respecto a la afectación emocional de los profesionales de la salud en China entre los meses de enero y febrero del 2020. En este estudio se aplicaron escalas clínicas autoadministrables, donde constataron en base a las respuestas de más de 1,200 trabajadores de la salud, que hasta el 75% tuvieron síntomas de reacción a estrés y alrededor del 50% tuvieron síntomas de depresión o de ansiedad.

Tradicionalmente, también es parte de nuestra disciplina, enfrentar emergencias de este tipo poniendo al paciente por enfrente. Pero también sabemos que, sin un personal de salud estable y sano, la emergencia no se podrá superar. Por lo tanto, a continuación, algunas recomendaciones a considerar para nuestro dedicado cuerpo de profesionales de la salud, que están trabajando en la primera línea de atención.

Recomendaciones generales:

  • Administrar adecuadamente las horas de trabajo,
  • Dedicar de manera deliberada, el tiempo suficiente, para compartir con los seres queridos,
  • Crear un filtro de bioseguridad a la entrada del hogar, que les dé la certeza de que una vez dentro estarán libres de toda contaminación
  • Cumplir con horarios adecuados de dormir
  • Hidratarse adecuadamente y comer sanamente,
  • Hacer ejercicio de manera regular,
  • Cubrir las necesidades personales, incluyendo las de tipo económico.

Recomendaciones personales:

  • Aprender a observar nuestras propias reacciones emocionales, incluyendo temor, preocupación, tristeza, irritabilidad y tensión, inexplicada o inusual,
  • Practicar estrategias para reducir las reacciones de estrés, como la respiración diafragmática, la relajación muscular progresiva, la atención plena (ej. mindfulness) y la meditación,
  • Moderar el consumo de alcohol.

Finalmente, compartir sentimientos de temor, culpa, enojo o inseguridad con colegas y amigos, y buscar ayuda profesional sin detenerse por cuestiones de estigma. Por esta razón, la Asociación Psiquiátrica Mexicana en coordinación con la Secretaria de Salud, está trabajando a marchas forzadas creando un programa de apoyo para los médicos de nuestro país, y así, contribuir a sobrellevar esta crisis. Así que estén al pendiente de próximas actualizaciones en nuestra página www.psiquiatrasapm.org.mx.

A manera de conclusión, no quiero dejar de resaltar la importancia de nuestro personal de salud. En este momento en México, como en todos los países afectados, todos estos profesionistas y desde los primeros respondientes hasta los responsables de las unidades de cuidados intensivos, son el activo más valioso de nuestra sociedad. Es un compromiso, asegurar que trabajen en las mejores condiciones posibles de protección personal, incluyendo el apoyo necesario para promover su estabilidad emocional.

REFERENCIAS

  • Brooks SK, Webster RK, Smith LE, Woodland L, Wessely S, Greenberg N, Rubin GJ. (2020) The psychological impact of quarantine and how to reduce it: rapid review of the evidence. The Lancet. 395:10227: 912-920
  • Center for Study of Traumatic Stress (2020). Taking Care of Patients During Coronavirus Outbreak. A Guide for Psychiatrists. Uniformed Services University.  www.CSTSonline.org
  • Lai J, Ma S, Wang Y, Gai Z, Hu J, Wei N, Wu J, Du H, Chen T, Li R, Tan H, Kang L, Yao L, Huang M,
  • Wang G, Shang Y, Zhang J, Zhang J, Jiang F. (2020). Mitigate the effects of home confinement on children during the COVID-19 outbreak. The Lancet. 395:10228: 945-947
  • The Lancet (2020). COVID-19: protecting health-care workers. 395:10228:922
  • Wang H, Wang G, Liu Z, Hu S. Factors associated with mental health oucomes among health care workers exposed to coronavirus disease 2019. JAMA Netowrk Open. 2020;3(3):e203976.doi:10.1001/jamanetworkopen.2020.3976  
  • www.verywellmind.com/protect-your-mental-health-during-quarantine-47799766

Acerca Redacción

También te puede interesar

IMSS cuenta con servicio especializado para diagnosticar y tratar la dislexia

LaSalud.mx.– El 8 de noviembre se conmemoró el Día Mundial de la Dislexia, trastorno que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *