Imagen de la web

Mitos sobre el tratamiento del cáncer


Oncologia.mx.- A medida que la ciencia avanza, algunos tratamientos para diferentes tipos de cáncer se vuelven más eficaces y con menos efectos secundarios. Pese a eso, todavía hay ideas erróneas que pueden generar confusión e inseguridad a los pacientes


Especialistas de la Clínica Mayo de Estados Unidos despejaron los mitos más frecuentes vinculados al tratamiento del cáncer


Mito: Lo único que se necesita para combatir el cáncer es una actitud positiva.


Verdad: No existen pruebas científicas de que mantener una actitud positiva durante el tratamiento contra el cáncer le de más ventajas para una posible cura.


Con una actitud positiva es posible mejorar la calidad de vida durante y después del tratamiento. El paciente tendrá mayores probabilidades de permanecer activo, mantenerse en contacto con sus familiares y amigos, y continuar con las actividades sociales. Esto le dará una mayor sensación de bienestar y fuerzas para afrontar la enfermedad.

Mito: Si podemos llegar a la luna, ya deberíamos haber encontrado la cura para el cáncer.

Verdad: Encontrar la cura para el cáncer es un procedimiento más complejo que dominar los principios de ingeniería y física de los vuelos espaciales.

De hecho, el cáncer incluye un gran conjunto de enfermedades y puede deberse a varios motivos diferentes en cada persona. Si bien el diagnóstico y el tratamiento contra el cáncer mejoraron, los médicos aún no saben completamente por qué una célula se vuelve cancerosa y por qué algunas personas con cáncer obtienen mejores resultados que otras.


Mito: Las farmacéuticas y los gobiernos impiden o bloquean el desarrollo de nuevos tratamientos contra el cáncer

Verdad: Tanto para los profesionales de la salud como para las agencias regulatorias, la seguridad de los pacientes es su mayor prioridad.

Realizar estudios científicos para establecer la seguridad y la eficacia de nuevos tratamientos contra el cáncer, desafortunadamente, lleva tiempo. Por ese motivo, puede parecer que se bloquea el desarrollo de nuevos tratamientos eficaces.

Mito: Todos los tipos de cáncer pueden detectarse a tiempo gracias a los controles médicos habituales y a la tecnología actual

Verdad: Si bien recibir atención médica con regularidad puede aumentar las probabilidades de detectar el cáncer a tiempo, es imposible garantizarlo. El cáncer es una enfermedad complicada que no siempre se puede detectar tempranamente.

Cumplir con los chequeos médicos habituales se asocia a una reducción en la cantidad de muertes por cáncer de próstata, de cuello del útero, de mama, de pulmón y de colon.

Mito: Si recibe tratamiento contra el cáncer, no puede trabajar ni continuar con sus actividades habituales

Verdad: La mayoría de las personas con cáncer reciben el tratamiento como pacientes ambulatorios.

Las personas, a veces, pueden optar por no trabajar durante un tiempo y enfocarse en su salud, pero muchas veces también es posible retomar o continuar trabajando. Por ejemplo, actualmente pueden acceder a medicamentos para prevenir las náuseas y se las motiva a hacer ejercicio. Como resultado, generalmente es posible trabajar y mantenerse activo durante el tratamiento.

Te puede interesar:

GE Healthcare realizará la Semana de la Radiología, de manera virtual.

Más de 800,000 personas son diagnosticadas con CHC cada año en el mundo

Mito: El cáncer siempre causa dolor

Verdad: Algunos tipos de cáncer nunca causan dolor.

En el caso de las personas con dolor oncológico, particularmente aquellas que padecen un cáncer en etapa avanzada, se han encontrado mejores métodos para tratarlo. Si bien no se puede eliminar el dolor por completo, el objetivo es controlarlo para que no tenga una gran repercusión en su rutina diaria.

Mito: Las células cancerosas pueden verse afectadas por una biopsia con aguja y trasladarse a otras partes del cuerpo

Verdad: Casi todos los tipos de cáncer carecen de pruebas definitivas que indiquen que una biopsia con aguja (procedimiento utilizado para diagnosticar muchos tipos de cáncer) causa la propagación de células cancerosas.

Mito: La cirugía causa la propagación del cáncer

Verdad: No se ha demostrado que la cirugía cause la propagación del cáncer, por lo que no es motivo para retrasar o rechazar el tratamiento a raíz de este mito. El primer y más importante tratamiento contra el cáncer suele ser la extirpación quirúrgica.

Mito: Todas las personas con el mismo tipo de cáncer reciben el mismo tipo de tratamiento

Verdad: El médico personaliza el tratamiento según cada caso en particular. El tipo de tratamiento que recibirá depende de dónde está el cáncer, si se propagó y en qué medida lo hizo, qué efectos tiene sobre las funciones del organismo, cuál su estado de salud en general y otros factores.

Existen cada vez más tratamientos contra el cáncer personalizados en función de una prueba genética de células cancerosas. Las mutaciones o los cambios específicos en las células cancerosas pueden orientar el desarrollo del tratamiento. Los genes también pueden determinar el tipo de tratamiento. Existen determinados genes que pueden indicar si un cuerpo procesa ciertos medicamentos y tipos de quimioterapia de manera diferente al cuerpo de otra persona.

Mito: Todas las personas con cáncer deben recibir un tratamiento

Verdad: Recibir o no un tratamiento contra el cáncer es decisión de cada paciente. Antes de tomar una decisión puede consultar con el médico y analizar diversas opciones.

SGR

Te puede interesar:

NOS2020, primer congreso médico internacional, en 3D 100% virtual.


En México se estiman más de 400 mil sobrevivientes al cáncer

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dra. Mayela Rodríguez Violante- Bio. Profesional

LaSalud.mx.- Mayela Rodríguez Violante es médico especialista en Neuróloga en el Instituto Nacional de Neurología y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *