El primer prototipo de microtomografía de México se desarrolla en la UNAM

Permite obtener información metabólica y anatómica, útil en estudios preclínicos de oncología, cardiología y neurología, informó la investigadora Mercedes Rodríguez

 
En el Instituto de Física se construye y caracteriza el equipo con el que se puede realizar investigación básica, generar conocimiento y formar recursos humanos, dijo
 
El denominado Sistema Bimodal de Imágenes, añadió Arnulfo Martínez, conjunta un Tomógrafo Computarizado y otro por Emisión de Positrones

 

Integrantes del grupo de Dosimetría y Física Médica del Instituto de Física (IF) de la UNAM desarrollan el primer prototipo de microtomografía PET/CT, útil en estudios preclínicos de oncología, cardiología y neurología, con el que se obtiene información metabólica y anatómica de roedores, mediante imágenes tomográficas.

 

La investigadora de esta entidad, Mercedes Rodríguez Villafuerte, expuso que el diseño, construcción y caracterización del equipo se realizaron en su totalidad en el IF. “Se hizo desde cero, incluyendo el ensamblado de los detectores de radiación, el desarrollo de los sistemas de codificación de posición, y los programas de reconstrucción, entre otros aspectos”.

 

 Hasta ahora, sólo existía un instrumento similar, un sistema comercial microPET adquirido por la Facultad de Medicina (FM). No obstante, un atractivo creado en la Universidad es la posibilidad de realizar investigación básica, generar conocimiento y formar recursos humanos. Ello, aseguró, eventualmente reducirá la dependencia tecnológica del país.

 

 El denominado Sistema Bimodal de Imágenes (SIBI), explicó el también investigador del IF, Arnulfo Martínez Dávalos, conjunta dos técnicas: un Tomógrafo Computarizado y otro por Emisión de Positrones (CT y PET, por sus siglas en inglés, respectivamente). La primera es útil para producir información anatómica y la segunda, metabólica. “La idea básica es desarrollar los dos equipos de manera independiente y después usarlos de manera conjunta”.

 

 El primer aparato se basa en el uso de rayos X para formar las imágenes. A diferencia de los sistemas empleados para humanos %u2013donde el paciente entra acostado y el sistema rota alrededor de él%u2013, aquí el animal queda fijo a un soporte y gira, añadió.

 

 De ese modo, se toman del orden de 180 radiografías digitales (proyecciones) desde un ángulo diferente. Cada proyección se almacena en la computadora y cuando la información está completa se usan programas de reconstrucción para obtener imágenes tridimensionales del interior del objeto, señaló.

 

 El microCT está diseñado para alcanzar resoluciones del orden de 50 micras, es decir, 20 veces más pequeño que un milímetro. Por ello, es posible ver finos detalles anatómicos y la estructura de los huesos o cómo están distribuidos los órganos, entre otros aspectos. El sistema debe ser preciso y estar perfectamente alineado y sincronizado, aclaró Arnulfo Martínez.

 

Si, por ejemplo, se realiza un estudio de microCT de la cabeza de un animal, se obtienen, corte por corte, imágenes del cerebro sin necesidad de seccionarlo. Cada “rebanada” tiene 50 micras de ancho, expresó.

 

De ese modo, es posible que los médicos vean estructuras anatómicas desde diversos puntos de vista y detecten posibles deformaciones o anormalidades. En este equipo se obtienen “mapas” de diferentes tejidos, “pero no dan información del funcionamiento correcto o incorrecto del organismo”, precisó Mercedes Rodríguez.

 

Para ello, se requiere al PET. Se trata de una técnica diferente, pues mientras en el CT los rayos X son externos al roedor, ahora se le introduce una sustancia radioactiva. Ésta incorpora radionúclidos emisores de positrones, por ejemplo flúor 18, abundó.

 

Estos compuestos se concentran en tejidos específicos del cuerpo y emiten positrones que empiezan a moverse en el tejido; finalmente se “aniquilan” produciendo dos rayos gamma (es decir, radiación electromagnética de alta energía) que salen del cuerpo y son detectados por el tomógrafo.

 

Los rayos gamma interactúan con un arreglo de cristales centelladores y se convierten en luz común, que se transfiere a un detector denominado tubo fotomultiplicador. A través de un sistema de codificación, se convierte en una señal eléctrica que se puede visualizar en un osciloscopio, apuntó.

 

 Las señales son amplificadas, procesadas y transferidas a una tarjeta de digitalización en la computadora; ahí, usando algoritmos matemáticos, se forman las imágenes tomográficas. De esta manera, la radiación que sale del objeto es detectada para obtener información fisiológica y metabólica, dijo.

 

 Mercedes Rodríguez puntualizó que muchos de los estudios, medicamentos y tratamientos que se aplican a humanos, requieren pruebas preclínicas con animales. Los sistemas de microtomografía permiten estudiar las enfermedades y tratamientos in vivo reduciendo el número de animales sacrificados.

 

Por otro lado, adelantó que una vez unidas en el SIBI, ambas técnicas producirán imágenes en 3D: anatómicas, equivalentes al mapa de los diferentes tejidos, en tonos de gris, y metabólicas, en escala de color, donde se verá la concentración de un radiofármaco en una zona determinada, que pudiera representar la actividad cerebral.

 

Al mismo tiempo, los científicos realizan investigación relacionada con la dosimetría de este tipo de estudios. Por el momento, ese trabajo se realiza en maniquíes. Se simula un estudio de microtomografía y en pequeños cristales se leen señales luminosas para calcular cuánta energía se depositó durante la emisión de los rayos X, sostuvo.

 

El desarrollo del prototipo, iniciado hace dos años, involucra la participación de especialistas en física de radiaciones, electrónica, cómputo e ingeniería. La gran ventaja de este tipo de proyectos es que permite realizar investigación básica de vanguardia en todas estas áreas, indicó.

 

El proyecto ha recibido financiamiento de la Coordinación de la Investigación Científica, la FM, el IF y la Dirección General de Asuntos del Personal Académico, así como del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología. Entre sus primeros resultados, se encuentran cuatro tesis de maestría en física médica concluidas y cinco tesis más en curso, una de ellas de doctorado en física, concluyó.

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El autismo es un trastorno del neurodesarrollo que persiste a lo largo de la vida

LaSalud.mx.- La Secretaría de Salud a través de los Servicios de Atención Psiquiátrica, trabaja en …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *