Al menos una adicción en la vida, sufre el 20 por ciento de niños con Deficit de Atención: IMSS

Con un programa de 10 sesiones informativas cada 3 meses, se orienta a las familias.
 
En México se estima que el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) afecta a 1.5 millones de infantes y, a nivel mundial, este padecimiento abarca al 5 por ciento de la población. Para ayudar a los familiares de niños hiperactivos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) proporciona talleres informativos complementarios a la consulta psiquiátrica.
 
El doctor Enrique Camarena Robles, jefe del Departamento Clínico del Hospital Psiquiátrico “Héctor Tovar Acosta” del IMSS, informó que en la mayoría de los pacientes la enfermedad se controla o difumina en la adolescencia debido a la maduración del sistema nervioso central, no obstante, en el 30 por ciento de los casos persiste hasta la vida adulta.
 
Comentó que el trastorno se debe a un desequilibrio bioquímico en el sistema nervioso central, supeditado a 3 neurotransmisores; dopamina, serotonina y adrenalina o por algún daño en corteza cerebral.
 
Afecta en todas las edades, pero es más evidente en la infancia, con tres síntomas cardinales: la impulsividad, la falta de atención o concentración y el más evidente es la hiperquinesia o inquietud psicomotriz, añadió.
 
Señaló que es importante detectar este síndrome en la niñez ya que al crecer se refleja en actitudes que comprometen la estabilidad de las personas. “Se ha observado que un niño no diagnosticado o sin tratamiento, puede ser un adulto desorganizado, distraído, impulsivo, ansioso, e inadaptado, lo que frecuentemente lo orilla a alguna adicción”, aseguró Camarena Robles.
 
Se ha comprobado, dijo, que entre el 15 y el 20 por ciento de las personas sin diagnostico en su infancia presentan en alguna etapa de su vida al menos una adicción, ya que utilizan estas sustancias como una medida para tranquilizarse o disminuir la angustia.
En lo que respecta al tratamiento, enfatizó la atención integral que proporciona el Seguro Social por medio de psicoterapia, orientación a los padres y fármacos.
 
Explicó que el Instituto cuenta en el cuadro básico de medicamentos con neurotransmisores que ayudan a transferir mensajes entre las neuronas cerebrales, sustancias como: metilfenidato, anfetaminas que estimulan los centros de atención del cerebro y otros estimulantes como atomoxetina.
 
Por su parte, la Trabajadora Social del Hospital Psiquiátrico Héctor Tovar Acosta, María de Lourdes Martínez Fonseca, indicó que en el nosocomio se refuerza la atención clínica con grupos psico-educativos que brindan información a los padres sobre el padecimiento y cómo controlarlo.
 
Detalló que en la clínica de Paidopsiquiatría del Hospital da seguimiento a 400 niños y adolescentes entre los 4 y 16 años de edad y a sus familiares. Por medio de un programa de 10 sesiones informativas cada 3 meses, se ha logrado integrar al niño a su entorno social, escolar y familiar.
 
Añadió que el taller surge por la necesidad de brindar herramientas teórico prácticas a los padres para manejar la conducta de sus hijos. En cada sesión se estudian distintos temas: conceptos generales, tratamiento, rutina de actividades diarias, resolución de conflictos, recomendaciones para la escuela y profesores, etc. Subrayó que los talleres se realizan desde hace 2 años y evitan que los menores de edad sean castigados, estigmatizados, o rechazados, además disminuyen el estrés y ansiedad de los padres.
 
“La familia a menudo está exhausta y frustrada, de ahí que los talleres son de gran ayuda para lidiar con el TDAH, los padres comprenden que la impulsividad y la distracción de los niños es inherente a ellos y logran que puedan manejar las situaciones difíciles, aprenden a poner limites y crear hábitos”, agregó Martínez Fonseca.
 
Expuso la importancia de atender el TDAH ya que tiene repercusiones en el proceso de enseñanza-aprendizaje, debido a que la atención es un elemento crucial para asimilar conocimientos en el ámbito escolar y es perjudicial en la adaptación y socialización del niño.
 
Finalmente advirtió que algunos síntomas que deben alertar a los padres para llevar a sus hijos con el médico son dificultad para seguir instrucciones, tareas inconclusas, pérdida frecuente de juguetes, lápices o libros, correr excesivamente, habla excesiva y emitir respuestas antes de que termine la pregunta.
 

Acerca Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Nuestra salud mental ha sufrido los efectos de la pandemia

La pandemia nos ha traído múltiples cambios y, como consecuencia de ellos, nos podemos sentir …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *